"México también ha querido revisar el TLCAN": Luis de la Calle

De la Calle estuvo detrás de la redacción, concepción y creación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hace más de 20 años.
El fundador y director general de la consultora De la Calle, Madrazo, Mancera.
El fundador y director general de la consultora De la Calle, Madrazo, Mancera. (Cortesía)

¿Es necesario reformular todo el TLCAN o solo hacerle ajustes?

El tratado ha funcionado muy bien y la historia en México se va a dividir en antes y después del TLCAN. Como cualquier instrumento es mejorable, y yo creo que México debería estar dispuesto a tener una conversación sobre mejorarlo. De hecho, en los últimos 25 años le hemos hecho, junto con Canadá, varias propuestas de mejora a EU. Siempre respondía “no, es que no puedo porque en mi Congreso no pasa, es políticamente tóxico y no se puede considerar ninguna mejora”. Si ahora el nuevo presidente le hace una propuesta a México y a Canadá para una revisión seria, hay que hacerlo.


¿Cuáles serían esos puntos a revisar?

Bueno, yo creo que México en cualquier negociación que tenga con EU debe sentarse a la mesa con una lista de temas, no solamente esperar a ver qué quieren ellos. Creo que México debe, por lo menos, decir dos cosas: uno, no vamos a negociar nada que sea contrario a los intereses del país, ese es el punto de partida.

En segundo lugar, vamos a hacer cambios que nos hagan más competitivos y que nos permitan convertirnos en exportadores a Asia, Europa y el resto del mundo.


¿Como un bloque?

Cuando se negoció el TLCAN la idea era ver cómo le hacíamos para incrementar el comercio entre los tres países. Se superaron las expectativas, pero ahora el reto es competir con China como una región.

Queremos competir eficazmente con un esquema de apertura comercial y de mayor integración. Digamos que estamos dispuestos a hacer ciertos cambios, por ejemplo, en rubros que pueden interesar a México, como el sector transporte.

Si bien en el TLCAN ya hay un rubro de transporte, tiene mayor potencial. Acabamos de negociar un acuerdo de cielos abiertos con EU, pero el acuerdo que tenemos en materia de transporte terrestre se puede ampliar. Podemos ampliar también el acuerdo aéreo y hacer un acuerdo marítimo, que ahora está excluido del TLCAN, pero que es muy importante si queremos ser competitivos respecto a Asia y Europa. Sin una buena marina mercante en América del Norte, no podemos competir.

Hay sectores en los que podemos tener intereses más fuertes. Otro clarísimo es el sector de salud, México puede ser un gran proveedor de servicios de salud para EU y quisiéramos tener aquí a sus pacientes y allá a nuestros enfermeros y enfermeras.


¿Cuál es el plan de la revisión?

En el caso de EU, el ejecutivo, Donald Trump, no puede negociar sin estar de acuerdo con su Congreso. Hay una instancia que se llama Trade Promotion Authority y que obliga al ejecutivo a acordar los objetivos de negociación con dos comités: uno en la Cámara de Diputados y otro en la Cámara de Senadores.

Después hay un procedimiento de seguimiento de negociación por parte del Congreso, después tendrá que negociar con México y Canadá, encontrar un acuerdo y regresar a los Congresos -incluído el Senado en México- para aprobación. Ese proceso llevaría en el mejor de los casos año y medio. Si hubiera una renegociación, obviamente él puede decir en 10 días “ya me cansé, no me gustó y mejor dejamos todo como estaba o me salgo”.


Pero… no sabemos bien cómo será Trump

Lo que se ha dicho en Washington es que en su primer día, él le va a pedir a la Comisión de Comercio Internacional de su gobierno un estudio sobre el TLC, su posibilidad de renegociación, su posibilidad de salirse del TLC y el papel del Congreso de EU en eso.