Creatividad, el sello del TlaquepArte 2017

Julian, nigeriano de nacimiento, radica en Uruguay y visita por primera vez México. Tranquilo y con cierta timidez, aseguró que en el país existe gran cantidad de trabajo para él y sus artesanos.
Julian E. Chukusudebelne, vendedor de artesanías nigeriano, está presente en el TlaquepArte 2017.
Julian E. Chukusudebelne, vendedor de artesanías nigeriano, está presente en el TlaquepArte 2017. (Miguel González)

Torreón, Coahuila

El rostro de Julian E. Chukusudebelne, refleja cierta inocencia, de trato amable y contagiosa sonrisa, el nacido en Nigeria hace 38 años, hoy radicado en Montevideo, Uruguay, es representante de artistas y artesanos de distintas comunidades africanas de países como Kenia, Ghana y su natal Nigeria.

Según cuenta, para los africanos lo hecho a mano se cotiza mucho mejor. En TlaquepArte, él comercializa el producto de sus paisanos realizado finamente en madera de Mogno, Teca, Ébano y Palo Rosa, originarias del llamado Continente Negro.

"Trabajo como representante de artistas africanos", explicó en un perfecto y pausado español.

Indicó que son artistas de varias comunidades a quienes representan y que todo está hecho a mano, en madera, piedra y hueso.

Un tanto tímido, Julián dio a conocer que él también es artesano, aunque por el momento se dedica a apoyar a sus compañeros gracias a que puede viajar a muchos lugares.

Hoy visita México. Asegura que es similar a África, ya que hay mucha variedad de alimentos, incluso más que en Uruguay.

Asegura que no es difícil este trabajo, ya que los artesanos requerían de alguien que llevara "a otro mundo", sus creaciones y la cultura de África a través del arte que promueve también en su página de facebook Jurit Estiluz.

Julian estudió la carrera de Ciencias Políticas en Nigeria, tiene más de 15 años de graduado.

"Esto es otro tipo de política, porque la política somos la gente, las personas. El gobierno es gente como nosotros, igual se ayuda a la propia cultura".

"Los artesanos que tenemos son muy creativos, pueden ganar mucha más plata, esto es el reflejo del pensamiento de ellos", mencionó mientras señalaba un diseño de cebras y jirafas en hoja de plátano.

En Nairobi lo primero que se encuentran los pobladores al salir de sus casas son esos animales.

Unas esculturas de madera están colocados sobre la mesa: "Son los guerreros Masai, viven entre Kenia y Tanzania, ellos se dedican a cuidar a la naturaleza, por medio de safaris explican el cuidado que deben tener con los animales", explicó.

Si escribir su apellido es difícil, más lo es pronunciarlo. Tratar a Julian da un cierto aire de tranquilidad dentro del bullicio comercial.

Según explica, eligió Uruguay para radicar con su familia al ser un lugar tranquilo.

Hoy visita México. Asegura que es similar a África, ya que hay mucha variedad de alimentos, incluso más que en Uruguay.

Ahora el nigeriano viaja a varios países en expos comerciales, hoy no sabe cuándo regresará con su familia. Pero asegura que al menos en México, aún hay mucho trabajo para él y sus artesanos.

JFR