¿Por qué fracasan los negocios?

Ana Cortés, una de las entrenadoras empresariales más importantes de Latinoamérica, asegura que los fracasos no son por falta de conocimientos técnicos, sino por ausencia de liderazgo.
Emprendedores al rescate de los servicios legales.
Los fracasos no se tratan de falta de conocimientos técnicos. (Reuters)

Ciudad de México

Desarrollar un liderazgo personal es la clave para lograr el éxito de una empresa, asegura Ana Cortés, empresaria y entrenadora personal de negocios.

De acuerdo con Ana, quien es considerada como una de las entrenadoras empresariales más importantes de Latinoamérica, en la región de cada 10 empresas ocho fracasan por falta de liderazgo.

“En México y América Latina tenemos la idea de que tener el conocimiento universitario nos va a hacer exitosos, pero los fracasos no se tratan de falta de conocimientos técnicos, son falta de liderazgo, madurez emocional y desarrollo de carácter”, asegura.

Desde su visión, la principal diferencia entre los emprendimientos impulsados en México y los de países como Estados Unidos es que “en países desarrollados los emprendedores tienen muy claros algunos valores como el liderazgo. Con  el paso del tiempo esos emprendedores se convierten en empresarios exitosos”.

“Antes de aprender a administrar un negocio y cuidar el dinero, primero se tienen que desarrollar habilidades como madurez emocional y cambiar de creencias”, afirma.

Para Cortés, quien estará en la Expo Educación Financiera en el World Trade Center, este 21 de noviembre, los cinco conceptos básicos que debe entender y aplicar cualquier emprendedor son:

1. Tu negocio es tan grande como tu liderazgo. Es fundamental entender que una compañía es mantenida y dirigida por seres humanos y en la medida en que esos seres humanos crezcan, crecerá la empresa.

2. Siempre tienes que estar invirtiendo en tu persona. No en la parte técnica sino en la parte personal. El 20 por ciento de las acciones de una persona son determinadas por lo que saben y el 80 por ciento por su carácter.

3. Invertir en tu gente. La gente es la que maneja tu compañía día a día, tienes que invertir en ellos.

4. Tener personal de excelencia. No puedes tener una compañía de millones cuando la gente que está en tu compañía solo sabe manejar pesos.

5. Rodéate de personas que ya están en el lugar donde quieres estar. Haz a un lado la arrogancia, siempre puedes aprender algo de los demás.