El dólar sube, el petróleo baja y yo ¿cómo cuido mi dinero?

Para Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef, en la medida en que las personas tengan más ahorros, más preparadas estarán para enfrentar la volatilidad financiera.
Ahorrar el 15 por ciento de tus ingresos es la única manera de alcanzar tus objetivos.
Ahorrar el 15% de tus ingresos una alternativa para alcanzar tus objetivos. (blog.piggo.mx)

Ciudad de México

Desde hace un par de meses los temas centrales en las noticias del país son el dólar subiendo como la espuma, el precio del petróleo que se cae, luego el recorte al presupuesto del gobierno, la inflación, Estados Unidos, China y los pronósticos de que 2016 será un año muy complicado para la economía.

Antes de entrar en pánico por lo que todavía no sucede, la recomendación es: respira y toma nota de las recomendaciones que la Condusef (Comisión Nacional para la Defensa y Protección de los Usuarios de Servicios Financieros) hace para que cuides tu dinero.

1. Presupuesto. Haz un presupuesto familiar de acuerdo con lo que esperas a corto, mediano y largo plazo. Define qué gastos son ineludibles para tu familia (renta o hipoteca, agua, luz, comida, transporte, etc.) y cuáles son superfluos (cambiar el auto este año, actividades fuera de casa, más zapatos, etc.).

2. Haz un guardadito. A partir de tu presupuesto, destina una parte de tus ingresos para hacer un guardadito que ocuparás sólo en caso de extrema urgencia. Este guardadito no debe ser para pagar la fiesta de los abuelitos o para el fin de semana a Acapulco; dentro de tu presupuesto deberás destinar una cantidad exclusivamente para ahorrar.

3. Renta fija y Afores. Ya con dinero en mano, la pregunta natural es ¿dónde ahorro? De acuerdo con Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), esta decisión depende directamente de la capacidad financiera de cada persona y de su tolerancia al riesgo; sin embargo debido a la volatilidad del mercado la recomendación es poner tu dinero en instrumentos de renta fija.

Los instrumentos de renta fija son aquellos donde sabes de antemano qué interés tendrás por tu dinero, a diferencia de los de renta variable en los que se desconoce cuáles serán las ganancias ya que dependen de diversos factores como el comportamiento del mercado o la evolución de la economía.

Las cuentas de ahorro bancarias, los cetes y los pagarés liquidables a una fecha de vencimiento son algunos instrumentos de renta fija que son recomendables para las personas que no quieren pasar sustos con sus ahorros.

Otra opción es hacer aportaciones voluntarias a tu Afore, “porque este ahorro está cien por ciento garantizado por el gobierno, a diferencia de cualquier otro instrumento”. Cuando se deposita dinero de manera voluntaria, tu Afore te permite disponer cada determinado tiempo de ese dinero. ¡Ojo!, sólo podrás sacar dinero de tu subcuenta de “ahorro voluntario”.

4. Aguas con las deudas. Evita endeudarte, pero si tienes planeado pedir un crédito o comprar (casa, automóvil) a crédito, asegúrate de que tu deuda sea a tasa fija. Se prevé que el próximo año las tasas de interés incrementarán y en el mercado todavía hay cerca de 300 productos financieros que están a tasa variable; así que antes de firmar asegúrate que tu contrato establezca tasas de interés congeladas, es decir que te respeten el mismo interés hasta el último día de tu crédito.   

5. Hecho en México. Mientras el dólar siga subiendo, los productos importados son los que más seguirán subiendo de precio. Ante esta situación, una manera de proteger tu bolsillo es consumir productos hechos en México.