Tips para que inversionistas le digan sí a tu negocio

Presentar un buen pitch ante inversionistas es la clave para que puedas conseguir el capital que tu negocio necesita.
Un buen pitch debe cautivar a los inversionistas.
Un buen pitch debe cautivar a los inversionistas. (Reuters)

Ciudad de México

Tener una buena idea no basta para que un negocio sea exitoso, existe esa otra parte que a muchos se les puede hacer la más difícil: el dinero.

Hay varias opciones para conseguir capital que van desde un crédito bancario hasta pedir prestado a familiares o amigos, pero, ¿qué pasa cuando la cantidad que necesitas es realmente alta? Aquí es donde entran los inversionistas.

Convencer a un inversionista para que apueste sus cartas en tu idea no es fácil, hay mucho dinero (su dinero) en juego, por lo que hacer un buen pitch –contar y vender tu idea en un tiempo definido- será la clave para conseguir ese capital que necesita tu negocio.

TE RECOMENDAMOS: Vende empanadas y lo buscan empresarios, ¿cómo le hizo? 

Edgar Barroso, director del Laboratorio de Emprendimiento y Transformación de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey, comentó a MILENIO que no existe una fórmula exacta para realizar un buen pitch, sin embargo, hay cosas que debes tomar en cuenta para que tus posibilidades de éxito sean mayores:

Destaca el equipo de trabajo. A un inversionista le dará más confianza saber que en tu entorno cuentas con gente capaz y confiable.

Todo buen equipo debe tener dos elementos: que sea multidisciplinario y, el más importante, que se puedan comunicar como unidad, “que se vea que se llevan bien y transmitir que como equipo pueden hacer lo que se necesita para triunfar”, indicó Barroso.

Claridad del problema a resolver. El principal error que tienen los emprendedores al momento del pitch es que no entienden la problemática que soluciona su producto.

“Debes tener claridad sobre el producto y cuál es la problemática que resuelve en específico, dando una explicación de una manera sencilla y clara de la solución que propone tu producto”.

Testimonios de vida. Utilizar el lado humano por medio de una historia que dé soporte a tu servicio o producto es una buena opción.

“Cuando alguien hace algo fuera de lo común llama la atención, y esto te lo puede dar una historia real. Debe ser lo más natural posible, porque luego hay problemas cuando se ve que es algo forzado. Los inversionistas lo notan y pierden confianza en tu discurso”.

Prueba tu producto. Antes de presentarte ante inversionistas, valida o muestra tu producto en el mercado. “Hay mucha diferencia entre los emprendedores que te dicen lo que van a hacer a los que te dicen lo que ya hicieron. No es lo mismo llevar unos tenis que ya hice a hablarte sobre los que pretendo hacer”. Un inversionista verá más viable una idea hecha a una por hacer.

Conoce tu negocio. Debes saber quién es tu competencia, de dónde obtendrás tus ingresos, cómo vas a sostener la empresa, cuándo vas a tener un punto de equilibrio.

“Muchos emprendedores piensan que su producto es único e increíble y no saben que en el mercado ya existe algo igual o similar porque no investigaron antes”. 

Saber cuánto dinero pedir.Saber cuánto, por qué y para qué necesitas ese capital es indispensable para un inversionista. “Muchos emprendedores fallan en este punto porque, o piden mucho dinero y no justifican el porqué, o piden poco, y hacen que los inversionistas pierdan la fe en el proyecto porque se dan cuenta que no existe un cálculo sobre cuánto cuesta eso que quieren vender”.

Retorno de inversión. Los inversionistas no te darán dinero por caridad, ellos buscan la mejor manera de obtener ganancias, así que debes ser muy claro en este punto.

“Debes darles una idea lógica y coherente de cuándo van a tener su retorno de inversión y el porcentaje que les corresponde”.

No mientas. Muchos emprendedores inflan números con tal de hacer más atractivo el producto. “He visto gente que a la hora del pitch blofean, dicen cosas exageradas ya  sea de números o de lo que hace su producto, esto a la larga es contraproducente porque los inversionistas lo notan y pierden confianza”.

Actitud positiva. Responde de manera simpática, manteniendo siempre la calma. Muestra siempre una actitud positiva aunque no vayan las cosas bien. “Trata de sacar una sonrisa a los inversionistas”.

Sé tú mismo. Si tu forma de vestir en tu vida diaria es informal, preséntate así. “Cuando te pones algo que va contigo te sientes incomodo. Tienes que expresar quién eres exactamente”.

Hablar bien. Debes de tener una excelente articulación al momento de hablar, trata de acomodar tus ideas con palabras claras, bien articuladas. Infórmate bien sobre tu negocio y su entorno para que tu vocabulario sea amplio. “Olvídate de la forma como hablas o escribes en las redes sociales”.


CPR