• Regístrate
Estás leyendo: “Teletón es un proyecto de vida”
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 00:32 Hoy

“Teletón es un proyecto de vida”

Colaboradores y voluntarios trabajan a diario para hacer latir esta fundación que, en 17 años, se ha dedicado a rehabilitar y dar voz a niños y jóvenes con discapacidad en todo México.


Publicidad
Publicidad

Emiliano González Islas

Alejandra Vázquez ha trabajado 17 años en Teletón, pero tiene el ánimo de quien está en su primer día. No deja de son­reírle a sus compañeras del Centro de Rehabilitación Infantil (CRIT) de Tlalnepantla, a los niños con los que se detiene a platicar a sus familiares.

Al momento de las fotos se tensa y exhibe cierta timidez, pero la mayor parte del tiempo es natural, abierta, y más cuando tres pacientes que conoció desde pequeños se acercan para abrazarla. Ya terminaron su plan de rehabilita­ción y están listos para dejar el CRIT. Ella les devuelve el gesto, los abraza y sonríe. Se percibe un vínculo fuerte. Para Alejandra, el apren­dizaje que le dejan las familias y los niños es el mayor motivo para trabajar en la fundación, “nuestra verdadera causa son ellos”, dice.

Durante años, ella, que hoy es coordina­dora del “Club Amigos Teletón”, acompañó a los pacientes del CRIT Estado de México en sus visitas grupales a museos y parques recreativos que no siempre tenían la in­fraestructura o la voluntad para recibir a personas con discapacidad.

El objetivo del “Club Amigos Teletón” es fomentar la inclusión de los niños y su conviven­cia con los voluntarios que aquí se desempeñan. Alejandra tiene la misión de establecer los lineamientos de este programa y mantiene su compromiso con los pacientes y sus familias, pues su labor en la fundación va más allá de un trabajo: es un proyecto de vida, afirma.

Ser fuertes en momentos duros

Su ánimo no decae, a pesar de que, explica, el panorama para Teletón no es sencillo, so­bre todo en el ámbito financiero: la recau­dación monetaria del año pasado fue infe­rior a la de 2014 con una pérdida de 146 mdp. Alejandra relata que siempre ha sido necesario cuidar los recursos, sin embargo, esta vez el impacto de la crisis fue mayor y llevó a los directivos a decisiones complejas: recorte de personal y cierre del turno ves­pertino en algunos CRIT, incluido el del Estado de México.

Teletón deseaba que los menos afectados por estas medidas fueran los niños, así que quienes acudían a terapia en las tardes ahora lo hacen en las mañanas. En total, la funda­ción mantiene 23 centros de rehabilitación en el país para 33,000 niños y jóvenes atendidos por 2,747 colaboradores como Alejandra. Fundación Teletón “tiene una filosofía insti­tucional y una mística para ser mejores personas, siempre hay algo motivante como fundación, ya que si tú estás bien, puedes dar un mejor servicio”, afirma Alejandra.

La frecuencia de las sesiones de terapia para cada niño se redujo, pero ella insiste en que el equipo de Teletón mantiene su compro­miso de trabajar por el bien de otras personas.

Gerardo García le da la razón: de cuerpo robusto, voz serena y actitud apacible, el coordinador del equipo de terapia física en la unidad de Tlalnepantla experimenta un sentimiento de satisfacción cada que un niño avanza en su terapia o egresa del CRIT.

Durante 10 años ha trabajado por la inclu­sión de sus pacientes en conjunto con los familiares, aunque ahora también realiza boteo voluntario con sus compañeros para gestionar fondos. Él no se queja, pues tiene una frase que ha orientado su trabajo en la fundación: “el que no vive para servir, no sirve para vivir”, dice convencido.

Para Gerardo, la discapacidad en México tuvo un antes y un después del primer evento televisivo de la fundación. “A partir de ahí se ha dado un cambio, pero todavía hay mucho por hacer, sobre todo a nivel cultural. Ganamos la creación de espacios para personas con discapacidad, pero ahora hay que lograr que se respeten y sean los adecuados”.

Alejandra explica que el interés de la socie­dad por Teletón disminuyó con el paso de los años, pero la campaña “Ven, conoce y decide” le permitió a la fundación acercar a los mexicanos a los CRIT, pues atrajo a más de 600,000 visitantes en 2015. Ahora el objetivo es promover la donación a la par de las visitas.

Alejandra y Gerardo coinciden en que, a pesar de las complicaciones financieras de la fundación, ahora deben enfocarse en lo que todavía tienen: experiencia, ganas de seguir ayudando y muchos pacientes por atender. “No somos el evento de Televisa o un foro de televisión, aquí funcionamos los 365 días del año”, concluye Alejandra.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.