PAN, PRD y CIRT rechazan iniciativa

Concesionarios de la industria consideraron que la iniciativa del Ejecutivo federal es un "severo golpe", pues implicará obligaciones y limitaciones adicionales a las que tienen.
Jesús Zambrano y Cecilia Romero deploraron los retrocesos plasmados en el documento.
Jesús Zambrano y Cecilia Romero deploraron los retrocesos plasmados en el documento. (Martín Salas)

México

Los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) rechazaron la iniciativa de ley secundaria de la reforma en telecomunicaciones enviada por el Ejecutivo, mientras que concesionarios de radio y televisión consideraron la propuesta como un "severo golpe" a la industria.

En un hotel del Centro Histórico, los líderes de PAN y PRD, Cecilia Romero y Jesús Zambrano, respectivamente, leyeron alternadamente un comunicado conjunto donde dijeron que con esta propuesta se desconocen los avances alcanzados y no reflejan el contenido de la reforma publicada el 19 de julio de 2013.

Zambrano señaló que las reformas legales de telecomunicaciones y radiodifusión deben mantener su sentido democrático, antimonopólico, cultural y de defensa de los usuarios y las audiencias plasmadas en el texto constitucional vigente.

"El PRD y el PAN no aceptarán que la Carta Magna sea violada y disminuida a través de las leyes reglamentarias. Por esto, el PAN y el PRD llaman a todos quienes apoyaron o simpatizaron con la reforma de 2013 a exigir su respeto puntual", afirmó.

Por separado, concesionarios de la industria consideraron que esta iniciativa les implicará obligaciones y limitaciones adicionales a las que tienen.

En una circular enviada a los agremiados de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), se establece que el proyecto de ley cambia radicalmente las condiciones de operación para la industria en materia de contenidos y publicidad, aunado a que genera competencia desleal, lo que constituye "un severo golpe" al potencial de las empresas afiliadas a esa cámara.

De acuerdo con la circular, la iniciativa de ley propone una sobrerregulación en temas de publicidad, al tiempo que se establece una figura de "defensor de la audiencia", misma que eliminará las funciones del consejo de autorregulación que ahora tienen los radiodifusores.

Además, según la iniciativa de ley, en el artículo 76 se le confiere a los estados, Distrito Federal, municipios y los órganos constitucionales autónomos el derecho para usar y aprovechar bandas de frecuencias de espectro cuyas estaciones serán conocidas concesiones de uso público, las cuales, según el artículo 88, prevé la venta de tiempos y servicios, así como la firma de patrocinios.

En ese sentido, los radiodifusores consideran que el hecho de que se contemplen formas de financiamiento para las concesiones de uso público y social (comunitario) se abren las puertas a que esos medios comercialicen en iguales condiciones a la radio y televisión comercial.

La iniciativa indica, en el artículo 158, que la autorización de la multiprogramación se realizará mediante el pago de una contraprestación y por ello indican que continuarán el estudio a detalle del documento y de las acciones que en su caso vayan a ser realizadas en representación de todos sus agremiados.

Ayer, a mediodía Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, informó que esta ley suple a la actual Ley Federal de Telecomunicaciones, publicada en 1995, y a la de Radio y Televisión de 1960, y tomó en cuenta las opiniones de diversos sectores.

La iniciativa que llegó al Senado con casi cuatro meses de atraso fue turnada de inmediato a comisiones, con la intención de someterla a consulta y dictaminarla en los 45 días que le restan al periodo ordinario.

El proyecto recibido es prácticamente igual al circulado la semana pasada entre las dirigencias partidista, y que se remitió al Senado, en el que se comparten funciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones con las secretarías de Comunicaciones, Salud y Gobernación, a la que dan facultades para supervisar contenidos (en vez del Ifetel) incluidos los de la televisión restringida.

Suaviza sanciones

Telmex, MVS y Axtel aseguraron que aún no pueden hacer declaraciones, pero ya analizan la propuesta para emitir sus respectivas opiniones.

El borrador anterior planteaba sanciones por reincidencia hasta de 10 por ciento de los ingresos de un concesionario. En la iniciativa enviada ayer por el Presidente se reducen a la mitad, para llegar a un máximo de 5 por ciento.

Se propone que los medios privados puedan comercializar sus espacios con publicidad y patrocinios hasta en 40 por ciento en el caso de la radio y 18 en el caso de la televisión, que además podrán comercializar más si utilizan producción nacional independiente.