Tecnología resta empleos en manufactura: Ceesp

Más que desintegrar las cadenas de valor, una estrategia sensata para no afectar el consumo es el acceso a bienes baratos, afirma el sectro privado.
Trabajador en una planta automotriz.
Trabajador en una planta automotriz. (Jesús Quintanar)

Ciudad de México

El empleo en las manufacturas se ha reducido 80 por ciento debido al uso de la tecnología, indicó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), al hacer referencia a las declaraciones de Donald Trump con relación a los empleos en Estados Unidos.

En un análisis resalta que “la tecnificación ha llevado a la sustitución de mano de obra por el uso de las máquinas. Esto indica que el desarrollo tecnológico, que ha situado a EU como uno de los países con mayor desarrollo de tecnología ha tenido consecuencias considerables”.

Como referencia, en un estudio realizado por Brookings se demuestra que en 1980 se requerían 25 trabajadores para producir un millón de dólares en productos, mientras que hoy solo se necesitan cinco.“Eso es algo que difícilmente logrará resolver el presidente Trump, y menos si cierra sus fronteras”.

El Ceesp indicó que de 50 estados de la Unión Americana, 29 tienen a México como principal destino de sus exportaciones, esto representa a los condados que votaron por Clinton, con 64 por ciento del PIB, mientras que 34 por ciento lo ocupan votantes de Trump.

Un análisis de la Cámara de Comercio Americana señala que casi 6 millones de puestos de trabajo en EU están relacionados con el comercio en México, mismos que pueden verse afectados si se concretan las barreras comerciales que se intentan establecer.

El Ceesp hace énfasis en que el comercio mundial no se puede parar, pues un gran volumen de la producción de la mayoría de todos los países depende de ello; detenerlo implicará interrumpir las cadenas de valor que ya existen y será negativo en el empleo y bienestar, incluso de EU.

Por lo tanto, limitar el comercio entre México y EU implicará prácticamente romper la relación con proveedores mutuos, lo que provocará buscar alternativas para conseguir los insumos.

“Más que desintegrar cadenas de valor, hay que tener en cuenta que la estrategia más sensata para no afectar el consumo se logra teniendo acceso a bienes baratos”, menciona el Ceesp.

Las propuestas de Trump muestran incoherencias, ya que reducir el ISR, aplicar un impuesto de 35 por ciento a las importaciones, instrumentar un impuesto fronterizo y su programa de inversión en infraestructura coinciden en un incremento en el desbalance del gobierno y en provocar un mayor déficit.

El viernes pasado el empresario Carlos Slim opinó sobre la idea de Trump de reconstruir las fábricas viejas en EU, que aunque no quiera tendrán que estar robotizadas y la mano de obra que dará será menor y en muchos casos encarecerá las cosas.

México perdió en el sector A pesar de que la manufactura se ha colocado como el principal motor exportador de México, entre 2000 y 2015 la participación de esos productos en el mercado mundial descendió, al pasar de 3 a 2.7 por ciento, debido principalmente al avance de los productos chinos.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), hace solo tres lustros China representaba 4.7 por ciento de la exportación mundial manufacturera, pero el año pasado llegó a 18.6 por ciento.


CPR