• Regístrate
Estás leyendo: Tecnológicas sufren por requerimientos de datos
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 06:02 Hoy

Tecnológicas sufren por requerimientos de datos

Lidiar con el aumento de las peticiones “consume mucho tiempo, es arriesgado y caro”, comenta el socio de la firma Deloitte Peter Robinson.

Publicidad
Publicidad

Los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido aumentaron casi al doble el número de solicitudes para obtener datos de las empresas de tecnología, de medios y de telecomunicaciones, en los últimos tres años, lo que destaca una creciente carga regulatoria para empresas que se preparan a recibir una cantidad mucho mayor de solicitudes, bajo las nuevas reglas de la Unión Europea que son más estrictas.

El número de veces que los gobiernos de Reino Unido y EU le solicitaron ayuda a 26 empresas —entre ellas AOL, AT&T, Facebook, Google y LinkedIn— con sus investigaciones en 2016 aumentó a 704 mil 678, en comparación con solo 354 mil 970 en los tres años anteriores, de acuerdo con los análisis de datos públicos que hizo la consultora Deloitte.

El aumento va a reivindicar las afirmaciones que hacen algunas empresas de que se enfrentan a una tarea imposible de manejar con las solicitudes de información.

Los grupos de tecnología advirtieron que ese es un reto que aumentará drásticamente bajo el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, que le dará a los ciudadanos del bloque más derechos sobre sus datos. “Pasas de la situación en la que estabas hace 15 o 20 años en donde las solicitudes eran intermitentes y muy pocas, pero con el tiempo, el número de solicitudes aumentó y junto con eso su variedad también”, dijo Peter Robinson, socio de Deloitte. “Lidiar con ellas consume mucho tiempo, es arriesgado y caro”.

La cifra de 2016 refleja un promedio de 27 mil 103 solicitudes para cada compañía, o 74 diarias por empresa. El número es mucho más alto para algunos grupos. El informe de transparencia de Facebook muestra que recibió 61 mil 703 solicitudes de datos de los gobiernos de EU y Reino Unido el año pasado. Los resultados se sumarán a la sensación de que la ayuda de las empresas públicas se volvió una parte integral en la aplicación de la ley, ya que los avances tecnológicos le dan a las empresas más información sobre la vida de las personas.

La preocupación para las empresas es que los costos para cumplir podrían incrementarse a niveles inmanejables, sobre todo si el Reglamento General de Protección de Datos lleva a un aumento de solicitudes de ciudadanos privados en la Unión Europea. “Mientras más solicitudes de datos recibes, más empleados y personas necesitas para poder darles una respuesta, y también para revisar que las solicitudes sean válidas”, dijo Thomas Boué, director general de políticas para Europa, Medio Oriente y África de Business Software Alliance, un grupo de la industria. “Se crean requerimientos adicionales para las empresas en términos de personal y costos jurídicos... ya que tendrán que contratar a expertos legales para que analicen las solicitudes”.

Los gobiernos pueden solicitar datos a través de medios legales como órdenes judiciales y órdenes de registro, pero las empresas de tecnología con frecuencia se resistieron a esas solicitudes en el pasado. Por ejemplo, en un caso que se siguió muy de cerca el año pasado, el gobierno de Estados Unidos abandonó su pleito judicial contra Apple después de que se negó a ayudar al FBI a entrar al iPhone que utilizó uno de los perpetradores de una matanza en San Bernardino, California, en el que murieron 14 personas.

De acuerdo con los activistas de la privacidad de datos, bombardear a las empresas con solicitudes puede hacer que sea más difícil para ellas luchar contra las órdenes del gobierno. “Debido a que las solicitudes de datos varían tanto, es difícil decir qué es lo que realmente está en juego”, dijo Tomaso Falchetta, jefe de defensa y política de Privacy International.

“Las compañías pueden desempeñar el papel en la resistencia a las solicitudes... ese es un papel que deben continuar desempeñando”.

Los datos de Deloitte mostraron que la mayoría de las solicitudes del gobierno entre 2013 y 2016 se hicieron en la forma de citatorios o de órdenes judiciales que normalmente solo permiten revelar información sencilla, como el nombre que se relaciona con la cuenta de correo electrónico o la fecha en que se creó.

Sin embargo, 12.3 por ciento de los casos en los tres años fueron a través de órdenes de registro que le permiten a los gobiernos investigar el contenido de los mensajes, documentos, fotografías y videos. “La Ley de Poderes de Investigación garantiza que las agencias de seguridad y de inteligencia y la policía tiene los poderes que necesitan para mantenernos a salvo del terrorismo y de otros delitos, sujetos a la mejor supervisión a escala mundial y a robustas salvaguardas”, dijo un portavoz del Ministerio del Interior de Reino Unido cuando se le solicitó que hiciera comentarios.

Un funcionario del Departamento de Justicia de EU dijo que aumentó el número de personas que utilizan los servicios de datos, lo que impulsó la necesidad de las solicitudes para hacer cumplir la ley. “Las empresas que se dedican a este tipo de servicios de comunicaciones son algunas de las más grandes y ricas en la historia del mundo”, dijo. “La carga regulatoria por las solicitudes legales no les impide que mantengan un crecimiento y utilidades que rompen récords, y que a menudo crecen año con año. Deben esperar que con más personas en todo el mundo que utilizan sus servicios se tenga un incremento en los ingresos por publicidad y suscripciones, y que también aumenten las solicitudes de datos que reciben por parte de las agencias de aplicación de la ley”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.