México enfrenta escasez de talento en TIC: Deloitte

El estudio Tech Trends, realizado por la consultora Deloitte, reveló que mientras en otros países el factor humano está a la par de las tendencias tecnológicas, en México hay un retraso.
Perder el miedo al fracaso es clave para avanzar en un negocio.
Aunque la tecnología es adoptada con rapidez en México, el verdadero rezago es la falta de talento: Deloitte (Reuters)

Ciudad de México

Aunque la tecnología es adoptada con rapidez en México, el verdadero rezago es la falta de talento, señaló la consultora Deloitte en su estudio Tech Trends, en el que destaca las ocho tendencias tecnológicas en el mercado nacional.

Juan Pinacho, socio de tecnología de Deloitte, explicó en entrevista que en otros países el factor humano está a la par de las tendencias tecnológicas, en México hay un retraso porque se comete el error de pensar en el trabajador de tecnología de información (TIC) como sólo el ingeniero o el programador, cuando en realidad abarca a todos los profesionistas.

“Sin importar el rol que jueguen en sus empresas, todos los profesionales están tocados por la tecnología. Ahora es necesario entender cuáles son los temas tecnológicos que tienen efectos en tu quehacer, y la gran dificultad de las empresas es que esta gente es escasa, porque nuestras universidades tampoco están generando ese tipo de perfil”, dijo.

Pinacho agregó que es necesaria la participación de la academia y del empresariado para comenzar a formar el perfil híbrido que cada vez es más necesario en el mercado, y una vez que se tenga se deberá desarrollar un plan para aumentar sus capacidades.

“Hemos detectado en Deloitte que algunos clientes han lanzado iniciativas para generar ese tipo de perfiles en su gente, pero una vez que lo logran se enfrentan al problema de que nos lo pueden retener; se convierten en profesionales muy valiosos para cualquier empresas y con la globalización no solo corres el riesgo en el ámbito local, sino que salen del país”, explicó.

Recalcó que la tecnología se ha democratizado y ahora es posible consumirla con base en la necesidad de cada compañía.