Más tecnología y menos empleados

Las instituciones financieras trabajan para eficientar procesos, impulsar la automatización y reducir costos, lo que en ocasiones ha implicado una menor necesidad de capital humano.
En un futuro cercano las personas ya no tendrán que ir para nada a la sucursal…
En un futuro cercano las personas ya no tendrán que ir para nada a la sucursal… (Especial)

En la banca la tecnología avanza lento pero a paso seguro, y poco a poco los usuarios tienen en su mano más elementos para realizar operaciones de manera más rápida, precisas y desde cualquier lugar en el que se encuentren; sin embargo, no para todos es una buena noticia, toda vez que en tan solo dos años, los empleados bancarios han perdido cerca de 15 mil plazas laborales.

Según los reportes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre de 2013 el sistema bancario contaba con un total de 239 mil 166 mil empleados, pero un par de años después y pese a que se han sumado algunas nuevas instituciones, el número de trabajadores de la banca bajó hasta 224 mil 301, lo que equivale a una disminución de seis por ciento.

Si bien, esta disminución es debido a que algunas entidades se han hecho más chicas, según especialistas consultados, no hay duda de que una gran parte de estos empleos perdidos se debe a la tecnología, dado que los bancos buscan hacer más eficientes sus operaciones mediante el uso de nuevas herramientas tecnológicas, para las cuales no necesariamente se necesita una gran cantidad de empleados.

Ángel Méndez, especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, explicó que la importante disminución en los puestos laborales de la banca obedece en parte a la evolución tecnológica por la que están pasando las instituciones bancarias, lo que provoca que los procesos que anteriormente eran manuales, ahora sean automáticos, es decir, sin la necesidad de personal.

“La banca poco a poco está dejando de ser tradicional, hoy en día cualquier persona puede hacer ciertas operaciones bancarias desde el celular y definitivamente hacia allá va la banca, en un futuro cercano las personas ya no tendrán que ir para nada a la sucursal, todo se hará vía móvil, y desde luego eso se verá reflejado en que los bancos requerirán menos personal”, apuntó el catedrático.

Banco Azteca es una de las instituciones bancarias más enfocadas en la modernización de sus sistemas de operación e inclusive trabaja en la consolidación de Acertumbank, un modelo basado en lo digital, y curiosamente es la entidad que más dramáticamente ha reducido su número de trabajadores en los dos últimos años. 

De acuerdo con las cifras de la CNBV, al cierre del año pasado Banco Azteca contaba con 31 mil 145 trabajadores, más de 10 mil menos respecto a los 41 mil 333 que tenía al término del 2013. No obstante, pese a esta importante disminución equivalente a 25 por ciento, el banco propiedad de Ricardo Salinas Pliego sigue siendo el que más empleados tiene en el sistema financiero mexicano.

Cabe apuntar que de los 10 mil puestos laborales menos que tiene Banco Azteca en los últimos dos años, siete mil se perdieron durante el año pasado, es decir, cuando la institución se abocó en el desarrollo de Acertumbank.

“El cliente tradicional de la banca ya no está contento que la oferta rígida que se le ofrece, no hay flexibilidad en los tiempos, en las formas y en las condiciones. Queremos hacer un cambio paradigmático, ofrecer algo totalmente distinto que sea flexible que no sea solo con sucursal sino desde cualquier dispositivo.

Ese es el gran cambio que el cliente quiere y esa nueva forma es sin sucursal y con base en la flexibilidad”, dijo en reciente entrevista Luis Niño de Rivera, vicepresidente de Banco Azteca.

Muy cerca de Banco Azteca y con un total de 31 mil 135 plazas, Banamex es el segundo banco con el mayor número de empleados. Aunque en los dos últimos años su plantilla ha disminuido en 925 puestos, toda vez que al cierre de 2013 contaba 32 mil 60 miembros; es decir, la filial mexicana de Citigroup ha adelgazado su número de trabajadores en aproximadamente tres por ciento.

Clara tendencia

Bancomer es el tercer banco con más trabajadores, aunque a diferencia de los dos anteriores, en el último par de año ha sumado más de mil 200 nuevos miembros a su plantilla, toda vez que de 2013 a 2015 su número de trabajadores avanzó de 29 mil 115 a un total de 30 mil 375.

El banco, propiedad del grupo español BBVA también apuesta por la tecnología, de hecho, recientemente anunció que con base en el fortalecimiento de sus canales tecnológicos, a finales de este año el 25 por ciento de sus colocaciones de crédito se realizarán por vías digitales, un considerable aumento si se toma en cuenta que actualmente es solo el 15 por ciento.

“En los siguientes años, el crecimiento de la colocación de créditos al consumo vendrá por los medios digitales, mismo que pueden ser una página de internet, el teléfono móvil o una tableta”, dijo Hugo Nájera, director general de Desarrollo de Negocios de BBVA Bancomer.

Otros bancos grandes que lejos de aumentar su masa laboral, la han disminuido son Banorte, cuya plantilla ha bajado de 20 mil 613 a 20 mil 466; la de HSBC ha caído de 19 mil 308 a 16 mil 528, es decir, más de dos mil 700 puestos menos; en tanto, la de Scotiabank se redujo de 9 mil 601 a 9 mil 136 trabajadores.

Para Elvira Méndez, especialista en finanzas de la Universidad la Salle, la baja que presenta el sistema bancario en su número de empleados es sin duda producto del avance tecnológico que se ha dado en los últimos años, pero también es consecuencia de la reducción de tamaño que han tenido bancos como HSBC y Scotiabank y de algunas fusiones como la más reciente concretada entre Banco Walmart e Inbursa.

Manda el  “outsourcing”

Pese a que la banca es uno de los sectores que obtiene las mejores ganancias en México, casi la mitad de sus trabajadores están contratados bajo un esquema de outsourcing, mejor conocido como subcontratación; es decir, no están contratados directamente por la institución bancaria, lo que se traduce en menores prestaciones y significa que la institución no tiene ninguna obligación con ellos.

De acuerdo con las cifras disponibles de la CNBV, de los 224 mil 301 trabajadores que tienen las 46 instituciones bancarias que operan en el país, 118 mil 469 están contratados directamente, mientras que los 105 mil 832 están contratados por terceros, es decir, 47 por ciento del total.

Por poner ejemplos, los 31 mil empleados que tiene Banco Azteca están contratados bajo el esquema de subcontratación; de los 30 mil 375 trabajadores que componen la plantilla de BBVA Bancomer, solo uno está contratado directamente, el resto por outsourcing.

Cabe aclarar que también hay casos diferentes como el de Banamex, institución que tiene 31 mil 135 empleados, los cuales, de acuerdo con la CNBV, están todos contratados directamente por el banco. Otras entidades como Banorte, Santander, HSBC y Scotiabank, tienen balanceada la manera bajo la cual dan empleo a su personal.

¿Existe una amenaza real para el empleo?

El Banco Santander de España dio el viernes pasado una muestra de lo que viene en el sector financiero mundial en materia de reducción de costos ante el avance de la automatización de procesos.

La firma que dirige Ana Botín anunció el cierre de 450 sucursales en España, 13 por ciento del total, la modernización de 350 para adaptarlas a un modelo multicanal enfocado en la atención especializada del cliente (se espera llegar a mil en los próximos tres años) y el despido de un número indeterminado de trabajadores.

Para la futurista estadunidense Amy Webb, el empleo en servicios financieros es solo uno de los ocho que más corren riesgos de ser sustituidos por sistemas tecnológicos en los años venideros.

Para la especialista, los trabajos más rutinarios son los que podrían desaparecer, como son los de obreros, servicios al cliente, operadores de peaje y cajeros, trabajadores de telefonía, abogados, publicistas y periodistas.

En su estudio El futuro del empleo: qué tan susceptibles son los trabajos ante la computarización, los investigadores Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne de la Universidad de Oxford, de Reino Unido, sostienen que en los próximos años hasta 47 por ciento del empleo total en Estados Unidos  está en riesgo ante el avance tecnológico.

Sin embargo, Peter Thiel, cofundador de PayPal, asegura que los empleos de la clase media de EU no están amenazados por la automatización. “Es como en la ciencia ficción: Podría ocurrir dentro de 100 años o tal vez nunca”, afirma.

25%

Se redujo el personal de Banco Azteca entre 2013 y 2015, de 41 mil 333 a 31 mil 145 trabajadores.

47%

De los trabajadores del sistema bancario en México están contratados bajo el sistema de terciarización.

30.3

Mil empleados tiene BBVA Bancomer contratados por outsourcing, de acuerdo con información de la CNBV.