Tecate, lugar de la cerveza

De los 82 pueblos mágicos de México, Tecate es el único que se localiza en la frontera con Estados Unidos.
Tecate fue decretada en 1954 como municipio, pero fundada casi un siglo antes como zona agrícola por el presidente Benito Juárez y que dio el nombre a una de las cervezas más emblemáticas del país.
Tecate fue decretada en 1954 como municipio, pero fundada casi un siglo antes como zona agrícola por el presidente Benito Juárez y que dio el nombre a una de las cervezas más emblemáticas del país. (Tecate.gob)

Ubicada a media hora de Tijuana se encuentra Tecate, decretada en 1954 como municipio, pero fundada casi un siglo antes como zona agrícola por el presidente Benito Juárez y que dio el nombre a una de las cervezas más emblemáticas del país.

Y es que, hoy en día la producción de la cerveza Tecate en el país es igual a lo que produce Heineken, ahora dueña de la marca, en 50 países, resalta el vicepresidente de mercadotecnia de Cuauhtémoc Moctezuma, Leandro Berrone en el marco de los 70 años de la cerveza Tecate.

Fundada en 1944 por una familia local, la cervecería fue creciendo, "o nosotros hemos crecido con la cervecería o ellos han crecido con nosotros”, comenta el presidente municipal, Cesar Moreno, al destacar que la ciudad de 101 mil 79 habitantes se siente orgullosa de que una cerveza conocida mundialmente lleve su nombre.

Tecate, desde finales de 2012 es considerada por la Secretaría de Turismo como uno de los 83 pueblos mágicos y es el único que se encuentra en la zona fronteriza del norte del país.

Quizá el tiempo se haya reservado el por qué del nombre, ya que nadie, incluso el gobierno municipal, está certero sobre el significado: “piedra cortada o árbol cortado” en la lengua de los pobladores indígenas.

Pero quizá, si algún conquistador llegara a la zona, y viera con detenimiento, propondría que Tecate significa el lugar de las piedras o las piedras con un lugar.

Al respecto, el fotógrafo Federico Gama, autor de la exposición “De qué estamos hechos Tecate” elaborada por los 70 años de la marca, explica en entrevista qué fue lo que más le llamó la atención:

“En Tecate las piedras son omnipresentes. Y la gente las ha incorporado a su vida cotidiana y a su cultura. Visualmente es imposible que no estén presentes".

Uno de los retos que tenía que superar era que había que retratar la identidad de un pueblo mágico y el único elemento que -en su opinión- unía y caracterizaba a la región son las piedras de la Rumorosa, una maravilla natural.

Y fue el ingenio, la necesidad, la cantidad de las piedras, lo que desde mi punto de vista hacen única esta región, relata.

La rumorosa es parte del municipio, está entre Mexicali y Tecate, se caracteriza por el sonido que hace el viento al golpear las piedras, dentro de esa zona se encuentra “El vallecito” donde hay pinturas rupestres de más de mil 500 años con figuras humanas y geométricas.

Federico Gama expone que él esperaba en Tecate un desierto, un pueblo sin mucha cultura y mucha gente queriendo pasar al otro lado y se encontró con que la frontera es la primera resistencia cultural.

Al respecto, el presidente municipal de Tecate, Cesar Moreno, resalta que la firma cervecera ha sido socialmente responsable, ya que desde sus inicios ha dado trabajo y cuidado a los tecatenses.

Hoy en día, la planta cuenta con 285 empleados y registra una producción de 390 mil hectolitros al mes.

La de Tecate es una de las seis plantas que tiene la empresa en el país, siendo la cerveza Tecate la marca que más crece en sus distintas gamas de presentación roja, light y titanium, resalta el vicepresidente de mercadotecnia de Cuauhtémoc Moctezuma, Leandro Berrone

Incluso, afirma que hay tres turnos de cata de la cerveza, donde certifican la calidad del producto, además de que 48 por ciento de la producción se exporta, y un mercado como el de Estados Unidos se está convirtiendo en un importante potencial para la marca.

Así, pegado a la línea divisoria entre Estados Unidos y México está el lugar donde el viento tiene nombre (Rumorosa) y las piedras apellido (El vallecito).

Y bajo el cielo que de día y de noche expone las nubes y las estrellas más traslucidas, se encuentra el vigía de la ciudad, el “Cuchumá” una montaña que es considera como un lugar mágico y lleno de energía.