Saldo de tarjetas de crédito crece 5.4 por ciento en 2016

El Banco de México indicó que este es el tipo de crédito al consumo el que menos ha crecido en los últimos dos años.
Tarjeta de crédito.
Tarjeta de crédito. (usa.visa.com)

Ciudad de México

El saldo total del crédito otorgado a través de tarjetas de crédito se elevó en 2016 a una tasa de 5.4 por ciento real, lo que representa un aumento mayor que el observado en el año previo, de 2.7 por ciento, informó el Banco de México (Banxico).

En su reporte “Indicadores básicos de tarjetas de crédito” con datos a diciembre de 2016, difundido este martes, apuntó que este es el tipo de crédito al consumo que menos ha crecido en los últimos dos años.

A pesar de ello, a diciembre de 2016 las tarjetas de crédito representaron 39.5 por ciento de la cartera total de crédito al consumo, añadió el banco central.

Indicó que la morosidad de tarjetas de crédito (4.9 por ciento en diciembre de 2016) está entre las más elevadas de los créditos al consumo, pero desde octubre de 2015 ha mostrado un comportamiento estable de alrededor de 5.0 por ciento.

En el reporte, el Banxico expuso que las tarjetas de crédito constituyen uno de los principales canales de crédito al consumo y uno de los medios de pago más populares.

Las instituciones financieras otorgan tarjetas de crédito a las personas que cumplen con los requisitos para adquirirlas, y dependiendo del nivel de riesgo del solicitante, el emisor asigna a cada cliente una línea de crédito, añadió.

Abundó que los usuarios de las tarjetas, llamados comúnmente tarjetahabientes, efectúan pagos de bienes y servicios con sus tarjetas sin sobrepasar la línea de crédito asignada.

Señaló que el crédito otorgado no tiene garantía y la tarjeta puede ser utilizada para pagar en los comercios que la admitan y para obtener dinero en efectivo a cuenta de la línea de crédito.

Al final de un plazo que regularmente es de 30 días, los tarjetahabientes deben pagar al banco, al menos, un monto mínimo exigido para poder seguir usando su línea.

En caso de cubrir la totalidad de su deuda, agregó, los tarjetahabientes no pagan intereses por el crédito recibido; sin embargo, si sólo efectúan un pago parcial, la deuda acumulada genera intereses.


CPR