Tarjetas a pagos fijos, las más caras: Condusef

También pueden tener tasas de 32%, como el caso de Los 40 Principales, de Banorte, pero requiere comprobar ingresos mensuales por 5 mil pesos.
Otras micas populares son las deportivas.
Otras micas populares son las deportivas. (Octavio Hoyos)

México

En el sistema bancario existen diferentes tipos de tarjetas de crédito, como  las deportivas, automotrices, blindadas, viajeras, universitarias, empresariales y para mujeres, entre otras; sin embargo, las más caras son aquellas que, sin importar el adeudo, el pago siempre será el mismo.

De acuerdo con el simulador de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), estos plásticos, catalogados como de pagos fijos, pueden alcanzar un costo anual total (CAT) hasta de 89.8 por ciento.

Tal es el caso de la “Congelada”, tarjeta ofrecida por BBVA Bancomer que, además de llegar a dicho costo, es emitida con una tasa de interés de 63.4 por ciento y una anualidad de 270 pesos, no obstante, solo se requiere comprobar ingresos por 2 mil pesos mensuales para obtenerla. 

El precio de los plásticos a pagos fijos contrasta con el de las tarjetas empresariales, mismo que apenas llega a 30 por ciento y cuya principal característica es que permite a las compañías administrar los gastos, tanto del personal como de la empresa, además de identificar los consumos deducibles de impuestos.

En el mercado es posible encontrar una tarjeta de crédito del tipo de pagos fijos a una tasa de 32 por ciento, como la Los 40 Principales, plástico ofertado por Banorte; sin embargo, para adquirirla, el cliente debe comprobar ingresos mínimos mensuales de 5 mil pesos.

Otras instituciones, como el banco español Santander y el inglés HSBC, también tienen entre su catálogo tarjetas con las mismas características; no obstante, su costo anual total mínimo es de 65 y 68 por ciento, precio de la Flexcard y la HSBC Opción, respectivamente.   

Otras micas que pueden alcanzar altos costos totales son las viajeras, toda vez que llegan a un CAT hasta de 61 por ciento, por el ejemplo, el producto que ofrecen entre la aerolínea Volaris y el banco Invex, que además está marcada con una anualidad de mil 200 pesos.

Este tipo de tarjetas cuentan con varias características, entre las que destacan descuentos en estacionamientos y en compras por internet, hoteles y restaurantes; además, bonificaciones, mensualidades sin intereses, asistencia en accidentes durante viajes y reemplazo de tarjeta en el extranjero.

Otras opciones que se pueden encontrar en el mercado son World Elite y Fiesta Rewards de Santander; Advance Platinum de HSBC; Travel Pass y Citi/Advantage, de Banamex, así como la Travel Clasica que ofrece el canadiense Scotiabank, entre otras.

Para los amantes del deporte también hay tarjetas exclusivas; sin embargo, ocupan el tercer puesto entre las más caras, dado que alcanzar un CAT hasta de 53 por ciento, precio que el aficionado tendrá que asumir si quiere tener un plástico personalizado, por ejemplo, con el logotipo de su equipo de futbol preferido.

Los beneficios de las tarjetas de crédito deportivas son múltiples y destaca que brindan beneficios relacionados con actividades físicas o eventos relacionados, tal es el caso de asistencia a partidos de forma gratuita, sorteos, convivencias con jugadores o descuentos en tiendas oficiales.

El plástico más caro en este segmento está relacionado con la selección mexicana de futbol, toda vez que “La Verde”, producto que ofrece Banamex alcanza un costo anual de 53.7 por ciento, por beneficios como acercamientos a los seleccionados y preventas para la adquisición de boletos para partidos del equipo. 

Estas micas requieren ingresos superiores a los 5 mil pesos y están enfocadas en llegar a los aficionados de los equipos de futbol más importantes de México.

La oferta

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, en México circulan alrededor de 23 millones de tarjetas de crédito de 24 bancos.

Se pueden encontrar desde productos básicos, hasta exclusivos, Oro y Premium, segmentos donde se distribuyen casi 20 tipos de tarjetas, entre las que destacan las deportivas, blindadas y de pagos fijos.

Los plásticos empresariales son las más baratas, toda vez que la más cara apenas alcanza un precio total de 30 por ciento y permiten administrar gastos de la compañía y de sus ejecutivos.