Buen Fin arrojará beneficios momentáneos

En opinión de un especialista del Tecnológico de Monterrey, este evento incentivará el consumo; pero el sistema de meses sin intereses limita el gasto de las personas el resto del año.

Ciudad de México

El repunte de la economía impulsado por el Buen Fin es sólo momentáneo y en su gran mayoría está basado en dinero prestado por los bancos, por lo que esa reactivación es "sólo un destello".

Así lo aseguró el director del Departamento de Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, Gabriel Zaldívar, quien dijo que esta recuperación es momentánea, no es constante.

Sostuvo que "los bonitos" pagos a meses sin intereses impiden que las personas mantengan un ritmo de gasto constante durante el resto del año, al destinar parte de sus ingresos a pagar la deuda adquirida en el Buen Fin.

"Sí funciona para reactivar la economía, pero es en el corto plazo. Es sólo un destello. El repunte es sólo de los últimos meses y no es constante porque durante el resto del año la gente paga sus meses sin intereses y no destinará esos recursos a realizar otras comparas durante el año", expresó.

En entrevista con Notimex, Zaldívar indicó que la gran mayoría de quienes acudirán a comprar durante este fin de semana aún no termina de pagar sus deudas con los bancos derivadas de las compras que llevaron a cabo durante el Buen Fin 2012.

No obstante, el especialista dijo que indudablemente los mexicanos mantienen una expectativa positiva respecto a las ofertas que encontrarán a partir de mañana en los diversos establecimientos participantes.

Recordó que en la primera emisión, el monto de ventas ascendió a 106 mil millones de pesos, mientras que en 2012 fue de 148 mil millones de pesos, pero aseguró que debido a la difícil situación económica del país, será complicado que la última cifra sea superada considerablemente.

Ello se debe, explicó, a la complicada situación económica y de manera atípica en medio de una reforma fiscal que no favorece a muchos sectores productivos, al venir una escalda de impuestos para el próximo año.

"El Buen Fin queda empañado por una difícil cuestión económica nacional y global y además tenemos enfrente una reforma fiscal con aumento de impuestos para el próximo año. Entonces parte de la gente tiene un cierto temor al gasto", manifestó.

En este contexto Gabriel Zaldívar aseveró que el sobre-endeudamiento es un riesgo tanto para la banca como para las personas, toda vez que hoy en día hay un crecimiento en la cartera vencida en el crédito al consumo.