• Regístrate
Estás leyendo: El "sueño americano" de Do Won Chang que construyó a Forever 21
Comparte esta noticia

El "sueño americano" de Do Won Chang que construyó a Forever 21

Luego de ir a vivir con su esposa a Estados Unidos, el coreano fundó un imperio para la industria textil que actualmente tiene tiendas ubicadas en 56 países.
Publicidad
Publicidad

De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”, es el conocido versículo de Juan 3:16 y la máxima de Do Wong Chang, tanto, que se encuentra impreso en cada bolsa que se entrega a los millones de clientes que visitan a diario la minorista Forever 21, de la cual es fundador.

Won Chang es originario de Seúl, la capital de Corea del Sur. Fue ahí donde nacieron sus instintos empresariales: luego de terminar la secundaria abrió un café, donde también vendía jugos naturales en el moderno barrio de Myungdong.

En 1979, Sistema Yushin, líder del único partido, había sido asesinado, lo que resultó en un periodo dominado por la llamada Ley Marcial, un golpe de estado y represiones a todo intento por seguir la democracia. “En aquel momento era imposible llevar una vida digna en Corea del Sur, apenas existían posibilidades”, describe Do Won.

Chang y su esposa Jin Sook decidieron emigrar a Los Ángeles, California en 1981. Cuando llegaron, Do consiguió tres empleos al mismo tiempo que le demandaban 19 horas de trabajo: en una cafetería, una gasolinera y como conserje por las noches.

Chang asegura que la inspiración de entrar al mundo de la moda surgió mientras trabajaba en la gasolinera, cuando notó que los líderes de la industria textil eran quienes tenían los mejores autos.

Fue entonces que decidió hacer de sus clientes la competencia, en 1984 invirtió junto con su esposa los 11 mil dólares que ahorraron durante tres años para hacer acuerdos con las fábricas de ropa coreana locales y rentar un pequeño local para abrir una tienda, Fashion 21 en Highland, entre los Ángeles y Pasadena.

La pareja adquirió una pequeña tienda que se adecuaba a su presupuesto, el local lo llenaron de blusas de tubo y minifaldas, que resultó la combinación perfecta para la clientela joven de la época, pues dentro del primer año las ventas sumaron 700 mil dólares.

Un año después decidieron renombrar la marca a Forever 21, que actualmente posee el lugar 96 de las empresas privadas más grandes y deja ingresos por 4.4 mil millones de dólares, de acuerdo con Forbes la fortuna de Do y su esposa Jin es de 3 mil millones de dólares.

“Siempre hemos crecido a un ritmo rápido, ya que es uno de los retos que me propuse”, mencionó Chang durante una entrevista para Forbes.

Chang dejó la dirección de la firma para encargase de la mercadotecnia; sus hijas Linda y Esther han entrado también al negocio familiar para apoyar a Chang y dedicarse a la la comercialización y diseño de la marca que cuenta con 43 mil empleados en 800 tiendas, en 56 países.

11,000

Dólares fue lo que ahorró Chang para poder tener algunos acuerdos comerciales con las fábricas de ropa y abrir una pequeña tienda.


43,000

Empleados tiene actualmente Forever 21, en las 800 tiendas con las que cuenta la compañía privada número 96 más grande a escala global.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.