Startups fintech no acabarán con los bancos: JP Morgan

Para directivos de instituciones bancarias, las startups fintech tienen que madurar mucho antes de que los bancos las puedan considerar como una amenaza.
Fintech no solo implica pagos desde el celular; también solicitar créditos, ahorrar y hasta invertir.
Fintech no solo implica pagos desde el celular; también solicitar créditos, ahorrar y hasta invertir. (Shutterstock)

Puebla, Puebla

Mucho se ha hablado de que las startups fintech –empresas tecnológicas que ofrecen servicios financieros- han generado un cambio de juego dentro de la industria, sin embargo, para Eduardo Cepeda, director general de JP Morgan, estas financieras tecnológicas no desbancarán a los bancos a nivel internacional.

TE RECOMENDAMOS: Fintechs no están mejorando inclusión financiera: analista 

De acuerdo con el directivo, el futuro de las fintech es operar dentro de los mismos bancos y no fuera de ellos.

“Las más pequeñas o sus servicios y soluciones serán copiados o adquiridos por instituciones más grandes que tienen una gran capacidad económica”, explicó Eduardo Cepeda, durante su participación en la Cumbre de Negocios.

Agregó que el avance tecnológico de las finanzas es algo que llevan los bancos en el ADN y sólo desparecerán los bancos para dar paso a la consolidación pero no como intermediario de los servicios financieros.

Respecto a la regulación el director general de JP Mogan, dijo que esperan que no se trate distinto a los bancos y las fintech, y que las reglas se apliquen para todos para que no existan accidentes.

Por su parte, Guillermo Güemez, director general de Innovación de Grupo Financiero Banorte, dijo que no tienen que ser las mismas reglas las que regulen a las fintech, pero no se pueden tomar depósitos sin regulación.

“Si tienes una operación diferente puede ser regulada de una forma diferente, pero cómo garantizamos que estos depósitos no vayan a parar a una cuenta a nombre de los tres socios de la empresa”.

Añadió que las fintech tienen que madurar mucho antes de que los bancos las puedan considerar como una amenaza.

MCM