• Regístrate
Estás leyendo: Slim exige a AMLO no meterse con el NAIM
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 00:29 Hoy

Slim exige a AMLO no meterse con el NAIM

Suspender el Nuevo Aeropuerto Internacional de México sería cancelar el crecimiento del país, considera el empresario, quien participa en las obras.

Publicidad
Publicidad

Carlos Slim Helú salió en defensa del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) al asegurar que será un detonador de la economía de toda la zona nororiente de Ciudad de México y parte del Estado de México, que puede ser comparado únicamente con el Canal de Panamá cuando fue recuperado por dicho país.

En conferencia, el empresario destacó que suspender el proyecto sería cancelar el crecimiento del país, pero se mostró optimista de que esta acción no ocurrirá.

“Yo creo que suspender el proyecto es suspender el crecimiento del país; soy optimista y veo cosas buenas, favorables, porque no se trata de comprar un coche más barato que otro, es un proyecto trascendente, que si bien se puede hacer más barato, pues sí, porque es un parche que se va a poner al que ya hay”, dijo Slim.

Luego de que Andrés Manuel López Obrador ha declarado reiteradamente que, de ganar la Presidencia, cancelará la construcción de la terminal aérea, Slim aseguró que en estos momentos los candidatos presidenciales no tienen por qué meterse con el proyecto del NAIM.

“Ahorita no tienen por qué meterse, ahorita son candidatos. Que hagan sus estudios. Esta es una decisión que se tomó hace cinco años o seis; es más, el presidente Fox había decidido. Había que discutirla (la decisión del nuevo aeropuerto) cuando estaba en proceso; ahorita no veo qué se discute”, dijo en conferencia de prensa ante periodistas nacionales y extranjeros.

El empresario que en 2010 fue considerado el hombre más rico del mundo destacó que al desarrollarse la zona nororiente de Ciudad de México, en pocos años se puede formar una clase media importante, aunque reconoció que se debe modernizar y mejorar la calidad educativa para que también sea un gran detonador del desarrollo.

“Debió ser concesionado”

Sin embargo, Carlos Slim consideró que el proyecto del nuevo aeropuerto debió ser concesionado e incluso indicó: “No entendí por qué no lo hicieron concesión, que no tenga que usar recursos públicos para que los fondos de pensión tengan en qué invertir. Lo que sí es una regla universal es que la obra pública siempre se tarda más que una obra concesionada y cuesta más”.

Entre las ventajas que observó el magnate al concesionar una obra es colocar al gobierno como socio,pues se usa dinero privado y no público, y en segundo término que la operación y el mantenimiento corren a cargo de una empresa y las decisiones son más flexibles, por ello se tarda menos tiempo.

El empresario, a través de su empresa Operadora Cicsa, así como en su participación a través de la española FCC, colabora en la construcción del NAIM en obras relevantes como la pista 3 y el edificio terminal. También ha estado presente en gran parte de las licitaciones; entre las más recientes, el Centro Intermodal de Transporte (CIT) y el túnel del drenaje pluvial profundo, aunque aclaró que dichas empresas participan con apenas 8 por ciento del total de la inversión, que asciende a más de 135 mil millones de pesos.

Otro de los beneficios detallado por el empresario fue que hay 60 mil millones de pesos en salarios y sueldos de gente que está participando en la constru- cción, y en la parte de insumos nacionales serían más de 120 millones de pesos.

“Estamos tratando de que muchas especificaciones de bienes importados se puedan sustituir por pesos mexicanos, que todo lo que sea posible se haga en el país y con materiales mexicanos”, afirmó.

Otro de los puntos a favor que comentó Slim es el turismo, pues lo más complicado del aeropuerto alterno propuesto por López Obrador en Santa Lucía, Estado de México, es la distancia y explicó que las personas que trabajen ahí van a perder horas de su vida en trasladarse, pero además se va a perder a los turistas porque tardarán mucho tiempo para llegar a la ciudad, aunado a los programas de expropiaciones y derechos de vía necesarios para poder llegar a esa terminal aérea.

Con relación a los cuestionamientos que recibió sobre la participación de Afore Inbursa en el Fibra E, que es uno de los motores de inversión del nuevo aeropuerto, el empresario destacó que la razón es obtener mejores rendimientos para los trabajadores.

Hundimientos, ‘foco rojo’

El único foco rojo que Carlos Slim detectó en el NAIM es el que se tiene el riesgo de los hundimientos, aunque aclaró que éstos son para toda la ciudad, pues debido a la explotación de los mantos acuíferos se está agravando el problema de acabar con el subsuelo.

Comentó que el Centro Histórico de Ciudad de México se ha desarrollado muy bien, pero hay un gran problema que no pudieron resolver: la sobreexplotación del manto acuífero en la cuenca del Valle de México, lo que provocará que se hunda la ciudad; por ello sugirió que se hagan presas de infiltración, donde toda el agua de lluvia pueda recuperarse, llevarse a pozos y después tratar de infiltrarla nuevamente.

“Se debe tratar de infiltrar la mayor cantidad de agua posible en el túnel emisor oriente, el cual tiene posibilidades de que se traiga desde todo alrededor del nuevo aeropuerto y que se dejen de explotar los acuíferos”, indicó.

Slim presentó además un proyecto para la reutilización del actual aeropuerto, el cual incluye la construcción de una gran avenida tipo Paseo de la Reforma, la construcción de centros comerciales, viviendas, hoteles y centros recreativos, entre otros.

Las declaraciones del empresario provocaron la reacción de López Obrador, quien afirmó que Slim era utilizado por el presidente Enrique Peña Nieto para frenar el avance de Morena; se consultó a la oficina del ingeniero para conocer su opinión al respecto y la respuesta fue que no daría ninguna declaración.


Canaero, por revisar contratos pero sin suspender la obra

La Cámara Nacional de Aerotransporte (Canaero) afirmó estar a favor de que haya una transparencia en los contratos de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que implique una revisión de los mismos, pero sin que se suspenda la obra.

En reunión con medios durante la realización del Tianguis Turístico, el presidente de la Canaero, Sergio Allard, señaló que se tiene que dirimir estas diferencias, así como otros aspectos para que la edificación del NAIM continué sin problemas.

Allard dijo que la construcción de esta obra nada tiene que ver con aspectos políticos sino económicos y de una necesidad de crecimiento del país y la aviación.

La semana pasada, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo informó que cancelar el NAIM implicaría una pérdida en el producto interno bruto nacional de 20 mil millones de dólares y de 200 mil empleos.

El presidente de la Canaero especificó que otra de las afectaciones sería la pérdida de conectividad para ciudades pequeñas y medianas de México, ya que no se podría conectarlas con destinos de Europa y Asia.

Allard comentó que el planteamiento del candidato de la alianza Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, de tener dos aeropuertos en la capital del país, implica tener un riesgo en las operaciones aéreas o bajar la capacidad del número de asientos.
(Roberto Valadez/Mazatlán)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.