El síndico de Mexicana inicia venta de activos

El pasado abril, la juez Edith Alarcón declaró la quiebra de la aerolínea al no encontrar inversionistas para rescatarla a un costo de 300 mdd.
Prevén que el centro de mantenimiento sea fuente de recursos, pero hasta dentro de siete años.
Prevén que el centro de mantenimiento sea fuente de recursos, pero hasta dentro de siete años. (Archivo)

México

Como parte del proceso de quiebra que se está realizando en la aerolínea  Mexicana de Aviación, el síndico Alfonso Ascencio Triuje inició la venta de diversos activos de la empresa y el cierre de parte de su infraestructura.

De acuerdo con el reporte de este directivo, que será entregado a la juez del concurso mercantil de la línea aérea, Edith Alarcón, para su aprobación, se ha comercializado la base de operación de tráfico que se encontraba en Cuba.

Asimismo, el síndico señaló en el documento que cerró una base de operaciones en Canadá, con la finalidad de no generar más costos para Mexicana de Aviación.

Cabe recordar que el pasado abril, la juez Edith Alarcón declaró la quiebra de la aerolínea al no encontrar inversionistas potenciales que pudieran rescatarla a un costo de 300 millones de dólares.

Dentro del trabajo del síndico, Alfonso Ascencio, se encuentra el hecho de revisar y contabilizar los activos para posteriormente comenzar con su comercialización y así pagar las deudas que se hayan adquirido con los diferentes acreedores.

Por su parte, Joaquín Ortega, abogado del sindicato de tierra de Mexicana, señaló que el síndico todavía no puede vender los activos, ya que la sentencia de quiebra no ha quedado firme, por lo cual entregaron los recursos de apelación ante este actuar.

En cuanto al proceso de aprobación del fideicomiso para pagar las deudas a los empleados, Ortega informó que Banorte, Bancomext y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) dieron seis meses a los trabajadores para que se desistan de las demandan en su contra y así pueda cerrarse el proceso.

Sin embargo, el abogado del sindicato de tierra adelantó que los procesos judiciales contra estas compañías continuarán y no las echarán atrás.

Un punto fundamental del fideicomiso es la operación del centro de mantenimiento (MRO) de Mexicana de Aviación, ya que con base en sus utilidades será como se paguen los adeudos, aunque Joaquín Ortega señaló que se prevé que esta empresa obtendrá ganancias hasta dentro de siete años.

De acuerdo con el reporte del nuevo administrador del MRO, Marco Rosales, la compañía se encuentra “en estado inviable financieramente a la fecha, derivado de los adeudos pasados y presentes”.

El directivo indicó que no solo en cuestión de capital se encuentra el problema, también el edificio ha sufrido daños estructurales y existe falta de recursos prácticos en la operación diaria.

“En término de operaciones, el MRO tiene clientes importantes, los cuales a la fecha adeudan algunos servicios ya realizados, por lo que el flujo de efectivo es insuficiente para pagar los salarios de los trabajadores”, indicó Rosales.

Los principales accionistas del centro de mantenimiento de la aerolínea son Banorte, Bancomext, y el AICM.

De igual forma, el administrador del MRO de Mexicana informó que se maneja con flujo de caja existente, por lo que las cantidades que entran se pagan al día, dejando atrás los adeudos de 2010 a la fecha, ya que no existen recursos para resarcirlos.

Asimismo, señaló que la compañía enfrenta cinco juicios laborales; uno de ellos por 138 millones de pesos, casos que interpusieron empleados de nivel ejecutivo.

El directivo indicó que desde su inicio se ha revisado a la empresa con varias auditorías y reestructuraciones financieras; sin embargo, dijo, aún falta un reacomodo de nueve áreas logísticas y la implementación de otras tres para completar el nuevo esquema administrativo.

El abogado del sindicato de tierra, Joaquín Ortega, señaló que uno de los activos que el síndico Alfonso Ascencio debe proteger y conservar son los slots (horarios de aterrizaje y despegue), ya que su valor económico es de varios millones de dólares.

En cuanto a las rutas que tenía Mexicana de Aviación y se le han otorgado a otras aerolíneas competidoras, Ortega señaló que la mejor opción para obtener recursos es cobrar un tipo de arrendamiento.

Turbulencias

Durante el proceso de concurso mercantil de Mexicana de Aviación se contabilizaron hasta 30 posibles inversionistas potenciales nacionales y extranjeros.

Una de las empresas que estuvo más cerca de cerrar la compra fue la firma Med Atlántica, que había afirmado que obtuvo ciento por ciento de las acciones sin embargo, nunca se logró finalizar el proceso.

Los mismos trabajadores de la aerolínea propusieron que su pasivo laboral se convirtiera en acciones y conseguir un inversionista y de esta forma salir de la crisis.