• Regístrate
Estás leyendo: SHCP recorta rango del PIB: entre 2.0% y 2.6%
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 14:27 Hoy

SHCP recorta rango del PIB: entre 2.0% y 2.6%

Los requerimientos financieros del sector público cerrarán en 3.0% del PIB. La nueva estimación está 0.5 puntos porcentuales por debajo de lo anunciado en los Precriterios de política económica.


Publicidad
Publicidad

La Secretaría de Hacienda redujo a un rango de 2 a 2.6 por ciento la perspectiva de crecimiento del país este año, desde 2.2 a 3.2 por ciento anterior.

Hacienda hizo el anuncio luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que en el segundo trimestre del año la economía presentó una contracción de 0.2 por ciento con respecto al periodo anterior, por debajo de la cifra preliminar que revelaba una caída de 0.3 por ciento. Esto se debió a una menor actividad industrial vinculada a Estados Unidos, principal destino de las exportaciones mexicanas, así como por una menor producción petrolera.

Te puede interesar: Reducción de pasivo laboral, positivo para Pemex: Moody's

La economía mexicana creció 1.5 por ciento anual con datos desestacionalizados, por lo que funcionarios de Hacienda señalaron que continúa en expansión a pesar del “entorno adverso”, y principalmente por el impulso del mercado interno.

“Si bien lo que estamos viendo, por la menor producción industrial en Estados Unidos y la menor plataforma de producción (petrolera), sí obliga a una moderación en el rango de crecimiento que estamos teniendo, pero este crecimiento que observamos, cuando uno lo compara a escala internacional, es positivo y saludable”, señaló en conferencia Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

El funcionario reiteró el compromiso del gobierno para no impulsar nuevos impuestos ni aumentar los existentes, a pesar de un entorno de menor crecimiento al esperado y condiciones externas adversas.

Informó sobre una reducción del déficit presupuestal. Los requerimientos financieros del sector público —medición más amplia del déficit— cerrará el año en 3 por ciento del PIB, según el nuevo pronóstico.

La nueva estimación está 1.1 puntos porcentuales por debajo del déficit de 4.1 por ciento del PIB alcanzado el año pasado, y 0.5 puntos porcentuales respecto al 3.5 por ciento del PIB anunciado en los Precriterios de política económica.

Aportela explicó que los requerimientos financieros del sector público es lo que necesita el gobierno para obtener financiamiento para su operación, y “en la medida en que demandemos menos recursos eso quiere decir que hay más espacio y una menor presión, e implica un fortalecimiento de la estabilidad macroeconómica.

“Y que, por otro lado, vemos un crecimiento del empleo, también muy baja tasa de inflación, históricamente baja; vemos crecimiento en los salarios reales y vemos un consumo que está evolucionando de manera adecuada”, aseguró.

En cuanto a los recortes presupuestales y su impacto en los proyectos de inversión, además de los programas para la activación de la economía, el funcionario indicó que el gobierno tiene planes permanentes con la banca de desarrollo para continuar con el financiamiento de pequeñas y medianas empresas.

“Es decir, hay una serie de programas que siguen lo que se hizo en el presupuesto y se hace ahora; es una evaluación de cuál es la rentabilidad social de los proyectos, y los que tienen una mayor rentabilidad social son los que se sostienen”, agregó.

“Es decir, tenemos un trabajo permanente de apoyo a la economía, y de lado de la Secretaría de Hacienda fundamentalmente con lo que hacemos preservando la estabilidad macroeconómica”.

Aportela señaló que los factores negativos contra la economía mexicana están encapsulados “en la parte de producción industrial estadunidense y en la parte de la producción de Petróleos Mexicanos”.

Con respecto al impacto de las agencias de calificación crediticia, Aportela omitió hacer un comentario sobre la posibilidad de una mejora en la nota crediticia de México, pero afirmó que la economía nacional es una de las pocas en la región que han experimentado mejoras en sus calificaciones.

El funcionario también señaló que se añadirán indicadores y proyecciones en los informes de finanzas públicas para facilitar el seguimiento de su trayectoria. Algunos de estos indicadores ofrecerán información sobre ingresos presupuestarios, tributarios, y excluyendo recaudación de IEPS, combustibles, así como el gasto neto total sin erogaciones de inversiones financieras.

Energéticas destruyen valor

Para estimular el crecimiento es necesaria una reforma estructural del gasto público que maximice los recursos, pues el valor agregado en los tres niveles de gobierno ha caído, y en especial las empresas públicas del sector energético están destruyendo valor, evaluó el observatorio económico México ¿cómo vamos? (MCV).

Al participar en una mesa de análisis organizada por MCV, el director de estudios económicos del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), Francisco Lelo de Larrea, explicó que en el sector energético hay una destrucción de valor, ya que el grueso del flujo de inversión pública se está yendo a éste con la finalidad de tratar de restablecer las reservas petroleras y darle un futuro más certero al país sobre la disponibilidad de energía.

Sin embargo, agregó, esos flujos de dinero no están dando los frutos que esperamos, pues no se están renovando las reservas al ritmo que el país está invirtiendo, al contrario, se está destruyendo valor.

Además, el experto del Ceesp consideró que una parte importante del gasto público se focaliza en programas de subsidios que no detonan productividad, aunado a que parte del gasto es capturado por grupos de interés, por lo que es necesario sustituir programas regresivos por programas progresivos, además de que hay una gran opacidad en las finanzas estatales y municipales.

Por su parte, la directora del observatorio económico, Valeria Moy, señaló que no hay una reforma fiscal de sustento, lo que se ha dado es una miscelánea y ésta es solo por el lado de la recaudación, pero no hay una reforma por el lado del gasto.

En la mesa de análisis se expresó que el gobierno es un actor importante para el crecimiento económico, pero el valor que agrega a la economía ha ido disminuyendo, porque ha reducido la inversión y ha incrementado el consumo en gasto corriente.

En ese contexto, los expertos de MCV consideran que el problema es que el gobierno “gasta mal”, en vez de proveer bienes básicos como seguridad pública y jurídica; es decir, un estado de derecho, así como educación y salud de calidad.

“Un gobierno que gaste en el bien de su población es un gobierno eficiente”, expresó el director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Lejos de la meta

Respecto al producto interno bruto (PIB), que fue revisado al alza, de una lectura previa que indicó un aumento de 2.4 por ciento a 2.5 por ciento en el segundo trimestre de 2016, con relación a igual lapso de 2015, el observatorio económico considera que está muy lejos de la meta de 4.5 por ciento anual, y un gran problema es la productividad, cuya posición de México se ubica en el lugar 45 de un ranking de 61.

Contracción

Hacienda espera que por medio de los recortes presupuestales y el remanente de operación de Banxico se reduzca la deuda pública, que ha mantenido una tendencia creciente durante este sexenio. El gobierno busca alcanzar un superávit primario en 2017 y que la deuda pública comience una trayectoria descendente.

Se espera que el proyecto del Paquete Económico para 2017 sea austero y se incluyan reducciones presupuestales por 175 mil mdp para compensar el desplome petrolero.

El área de análisis de BBVA Bancomer señaló que su pronóstico de crecimiento anual para 2016 se redujo a 1.8 por ciento.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.