• Regístrate
Estás leyendo: Shazam: incursiona en investigaciones clínicas
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 01:08 Hoy

Shazam: incursiona en investigaciones clínicas

El director de finanzas, el gran tiburón detrás de Shazam da un cambio inesperado y decide incursionar en el mundo de las farmaceúticas, con TrialReach


Publicidad
Publicidad

Keith Lovell pasó nueve años y medio en el corazón de la revolución de medios digitales como director financiero de Shazam, la aplicación para descubrir música que le permite a las personas identificar las canciones que escuchan a su alrededor.

Pero apenas hace unos días, Lovell nos dio una gran sorpresa al asumir un puesto similar en otra startup con sede en el Reino Unido de nombre TrialReach, cuyo objetivo es transformar la industria farmacéutica en cuanto a su manera de realizar investigaciones clínicas.

La decisión de Lovell resalta el crecimiento de los cuidados de salud como una nueva frontera para la innovación tecnológica. “TrialReach puede ser una marca tan grande como Shazam, pero tiene la oportunidad provocar un impacto social”, dijo Lovell. “Shazam respondía a la pregunta, ‘¿Cuál es esa canción?’ TrialReach puede ayudar a salvar vidas”.

TrialReach es una plataforma en línea que conecta a las compañías farmacéuticas con los pacientes que quieren participar en ensayos clínicos. Si tiene éxito, puede conseguir una mayor eficiencia en una de las áreas más lentas y costosas del desarrollo de medicamentos y, al mismo tiempo, le da a los pacientes una mayor oportunidad de beneficiarse con las últimas terapias experimentales.

Más de la mitad de las 25 principales farmacéuticas -incluyendo Novartis, Pfizer y Eli Lilly- ya trabajan con TrialReach para construir una base de datos de los ensayos clínicos que se puede buscar en línea. Los pacientes pueden registrar los detalles de su condición médica y su ubicación, y recibir información de ensayos clínicos.

La compañía la cofundó en 2010 su presidente ejecutivo argentino Pablo Graiver, quien trabaja en el sector de internet desde el boom de las puntocom a finales de los 90. Gravier ayudó a convertir a Kelkoo en uno de los servicios de comparación de precios más grande de Europa antes de que lo adquiriera Yahoo, y después trabajó para Kayak, el motor de búsquedas de viajes.

Graiver dice que tuvo la idea de TrialReach después de hablar con un médico acerca de las dificultades de la investigación clínica. “Se gastan cientos de miles de millones de dólares al año en ensayos clínicos, sin embargo, la mayor parte de ellos no se terminan a tiempo porque no pueden encontrar a las personas adecuadas”.

De un promedio de 2 mil 560 millones de dólares (mdd) que cuesta llevar un nuevo medicamento al mercado, mil 460 mdd se gastan durante el desarrollo clínico, de acuerdo con el Centro Tufts para el Estudio del Desarrollo de Medicamentos. Reducir esos costos es una prioridad urgente para la industria farmacéutica.

TrialReach es parte de una creciente ola de innovación digital en cuidados de salud, y las fuerzas que perturbaron industrias como la bancaria, el comercio minorista y los medios empiezan a sentirse en la medicina.

Grandes grupos de tecnología como Google y Apple muestran un interés cada vez mayor en el sector. Este año, Apple lanzó una plataforma de software de nombre ResearchKit diseñado para aprovechar los datos de salud de los usuarios de iPhone para ayudar a la investigación. Graiver dice que considera a Apple y Google como socios potenciales y no como rivales.

TrialReach, que recaudó 13 millones 500 mil dólares en capital de riesgo en febrero, se encuentra en una etapa similar a la de Shazam cuando Lovell se unió a la compañía en 2006.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.