Fomentan el ahorro a través de los seguros

Las pólizas dotales son la clave para romper con ideas erróneas, al ser herramientas de protección y generadoras de recursos para el cliente.

México

En México solo 16 por ciento de la población económicamente activa cuenta con un seguro de vida, lo que equivale a alrededor de 8 millones de personas, de las cuales, 8 de cada 10 optó por un esquema ligado a un plan de ahorro conocido técnicamente como dotales (pólizas a plazos cobrables), lo que habla, según especialistas, del potencial que tiene este tipo de contrato para incrementar el nivel de ahorro entre los habitantes del país, mismo que apenas llega a 20 por ciento.

A nivel de seguros la historia no es distinta, dado que su penetración es de apenas 2 por ciento respecto al producto interno bruto. La principal razón para que una persona no contrate un seguro es porque tiene la idea de que es caro y no volverá a ver su dinero; sin embargo, las pólizas dotales son la clave para romper con este paradigma al ser herramientas de protección, que al mismo tiempo generan ahorro para el cliente en caso de que éste no llegue a necesitar la cobertura.

Los términos pueden variar de una aseguradora a otra, pero la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señala que básicamente son seguros de vida que se contratan por cierto lapso, y si al término de éste el asegurado fallece, se otorga la suma a los beneficiarios, pero si sobrevive, las primas o la cobertura se convierten en ahorro.

Eduardo Salim, director de Servicio a Clientes en Seguros Monterrey New York Life, explicó que la diferencia entre ahorrar por medio de seguros y hacerlo por otro canal como un banco, es que en caso de fallecimiento la familia del titular solo contará con los recursos que se hayan acumulado, mientras que con un esquema de seguro puede acceder hasta al total de la suma asegurada que se contrató.

La última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, deja ver que 41.7 por ciento de los mexicanos que no cuentan con una póliza de seguro argumentaron que la principal barrera es su elevado costo, además de que se plantea una marcada desconfianza en su efectividad; a su vez, el mismo documento indica que solo 20 por ciento de la población tiene el hábito del ahorro.

Otro factor clave que explica la baja penetración del seguro en México, según la encuesta elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en conjunto con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, es el desconocimiento, dado que 19.7 por ciento de los entrevistados señalaron no conocerlos ni saber en dónde solicitarlos, por ende, dijo Eduardo Salim, instituciones y gobierno deben tomar medidas en el asunto.

En el mercado financiero se pueden encontrar varias aseguradoras que ofrecen este tipo de productos, entre las que destacan Seguros Monterrey New York Life; GNP Seguros; MetLife, Sura y Mapfre, cada uno con varios productos con distintas características para adaptarse a las necesidades del cliente, dado que un rasgo importante es su capacidad para detectar la situación de sus usuarios.

Joel Carrazco, responsable comercial del área de personas de la aseguradora Mapfre, comentó que una de las principales cuestiones que les hacen las personas cuando les ofrecen un seguro de vida es: ¿Y si no me pasa nada? El dinero que invertí no me lo van a devolver".

Por ende, indicó que el seguro dotal es el ideal para este tipo de personas que aún siente desconfianza en estos instrumentos, pero también lo es para aquellas que no tienen la costumbre y la disciplina voluntaria de ahorrar, pero quieren comprar un carro, una casa o algún bien duradero en el largo plazo y al mismo tiempo estar protegidos, dado que no hay riesgos y la prima los obliga a depositar cierta cantidad cada mes.

Como ejemplo, Mapfre ofrece un producto con el cual, al final de cierto periodo devuelve las primas a sus clientes: suponiendo que se firma un contrato a 10 años por una suma asegurada constante de 200 mil dólares, el cliente pagará cada mes 231 dólares de prima, pero si no fallece al terminar el plazo, la entidad le regresa los 27 mil 750 dólares que acumuló en pagos, de lo contrario, la familia cobrará el total de la suma contratada.

Los seguros de ahorro no se limitan únicamente al ramo de vida, explicó Eduardo Salim, toda vez que su esencia básica es como su nombre lo dice, el ahorro, por ende, en el mercado se encuentran seguros de ahorro para el retiro, cuya suma se otorga una vez llegando a la edad de retiro, o bien, a la familia del titular en caso de muerte.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]