Además de paraguas, en época de lluvias necesitas un seguro

Contar con un seguro te garantiza que aún cuando tu casa o auto se inunden, recuperarás parte de lo perdido y no tendrás que empezar de cero o correr tú solo con todos los gastos.
Calles inundadas en el centro de Tampico.
(José Luis Tapia)

Ciudad de México

Las lluvias en todo el país van a continuar hasta noviembre, mes en que oficialmente termina la temporada de huracanes, por lo que además de tener un buen paraguas, lo ideal es que también cuentes con un seguro, pues es el único respaldo que tendrás en caso de que tu casa o auto se inunden.

TE RECOMENDAMOS: En la Línea 7, el agua alcanzó el metro de altura

¿Por qué necesito un seguro?

La respuesta es simple: necesitas un seguro para no perder todo tu patrimonio en caso de cualquier tipo de desastre natural. Contar con un seguro te garantiza que aún cuando tu casa o auto se inunden, recuperarás parte de lo perdido y no tendrás que empezar de cero o cubrir tu solo con todos los gastos.

A finales del año pasado el Banco Mundial estimó que las pérdidas causadas por las catástrofes naturales a nivel mundial se elevaron a 520 mil millones de dólares cada año, afectando principalmente a los más pobres, sector de la población que normalmente no asegura sus bienes. Las catástrofes sumen en la pobreza a cerca de 26 millones de personas anualmente según el informe "Reforzar la resistencia de los más pobres ante las catástrofes naturales", publicado durante la conferencia de la ONU sobre el clima en Marrakech (COP22).

En el país, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), sólo 35 por ciento de las viviendas tiene algún tipo de protección contra desastres naturales, pero de ellos sólo el 5 por ciento lo tiene de manera voluntaria, el resto lo contratan de manera obligatoria como parte de la adquisición de su crédito hipotecario; el problema es que aquellos que están ligados a las hipotecas únicamente cubren daños al inmueble y no consideran tus muebles, ni tu ropa.

En el caso de los autos los números son muy similares, la AMIS señala que sólo tres de cada 10 está asegurado.

¿Qué seguro necesito?

A la hora de contratar un seguro lo más importante es que éste sea de cobertura amplia, pues aquellos que sólo son de responsabilidad civil no cubrirán las afectaciones a tus bienes personales.

Automóvil

Los seguros de cobertura amplia generalmente cubren además de daños físicos y materiales contra accidentes, daños causados por robo, vandalismo o fenómenos hidrometeorológicos (ciclones, huracanes, derrumbes, granizo, etc.).

Los de responsabilidad civil no cubren daños por inundaciones, pues en general sólo contemplan daños a bienes y terceros que el asegurado cause, gastos médicos por el accidente, así como los gastos de la defensa del titular de la póliza. 

En caso de encontrarte en medio de una inundación, Miguel Jaimes, director de la Unidad de Negocios corporativos de Seguros Sura México, recomienda llamar de inmediato a tu aseguradora, teniendo a la mano la póliza o el nombre del asegurado, para que ésta te indique cómo proceder.

Asimismo, recomienda no intentar cruzar calles inundadas. De hacerlo, esto puede considerarse como agravamiento de riesgo, y el seguro ya no cubre los daños.

Hogar

Los seguros de cobertura amplia para inmuebles contemplan indemnizaciones por los daños a la construcción, atención médica para los afectados que hayan estado dentro del inmueble, hasta la renta de una casa para que los beneficiarios habiten en lo que se renueva su casa.

Las polizas básicas sí cubren daños por fenómenos hidrometeorológicos, pero quizá no contemplen tus pertenencias o posibles daños a terceros.

Con información de Notimex

GGA