Sector manufacturero muestra mejoría en marzo: Caintra

Los principales factores que siguen obstaculizando el desempeño de los negocios son: una actividad económica débil y la volatilidad en el tipo de cambio.

Monterrey

El sector manufacturero de Nuevo León registró durante marzo una mejoría al reportar en las ocho principales variables del indicador de expectativas, siete de éstas en expansión y una en contracción.

De acuerdo con el reporte de expectativas del sector manufacturero, elaborado por la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), lo anterior indica que podría ser el inicio de un repunte en la actividad manufacturera, dado que en el primer bimestre de este año la situación era de moderado y con contracción.

Uno de los rubros que repuntó ligeramente fue el de las exportaciones, al pasar de 44.70 a 44.92, sin embargo, es el indicador que prevalece en contracción.

La agrupación empresarial cada mes realiza una encuesta entre sus agremiados para conocer las expectativas y percepción de la actividad económica; para los industriales, los principales factores que siguen obstaculizando el desempeño de los negocios son: una actividad económica débil y la volatilidad en el tipo de cambio.

Entre los resultados de la encuesta destacan los indicadores de volumen físico de producción y nuevos pedidos con valores de 54.03 y 53.19 puntos, respectivamente.

Los importantes incrementos están asociados con un aumento de la capacidad utilizada y en el número de trabajadores respecto a febrero.

La encuesta refiere que el rubro de inventarios aumentó de 49.67 a 54.22 puntos en marzo.

En tanto que el precio de las materias primas, los industriales continúan indicando un aumento constante. A diferencia de otros meses, este aumento pareciera estar incidiendo en el precio de las manufacturas, donde la variable llegó hasta los 53.2 puntos.

La encuesta arroja que el porcentaje de industriales que realizó una inversión en maquinaria, equipo o construcción en el mes, si bien fue superior al mismo periodo del año pasado, disminuyó ligeramente de 31.1 por ciento a 30.21 por ciento en el periodo.

Respecto a la percepción de los factores que obstaculizan a la industria, la actividad económica débil en la primera posición pero con una tendencia a la baja, le sigue la volatilidad del tipo de cambio y la carga fiscal federal, y también el incremento en el precio de las materias primas.

La encuesta fue realizada del 31 de marzo al 16 de abril de este año por correo electrónico entre 104 empresas.

Un elemento que resalta es la capacidad utilizada la cual ha pasado de 47.2 en el mes de noviembre pasado a 44.91 en diciembre de 2014; y para enero inició en niveles de 47.07 para repuntar en marzo hasta 52.47 estableciendo el rango de expansión.