• Regístrate
Estás leyendo: SAT regulariza a cultos religiosos
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 20:17 Hoy

SAT regulariza a cultos religiosos

Las asociaciones religiosas deben declarar y cumplir obligaciones fiscales para todos aquellos recursos que no se usen con fines religiosos,  como cualquier otro contribuyente.

Publicidad
Publicidad

César Barboza

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) indicó que los ingresos de las asociaciones religiosas están exentos de pagar impuestos, pero deben declarar y cumplir obligaciones fiscales para todos aquellos recursos que no se usen con fines religiosos, a la tasa normal de cualquier otro contribuyente.

“Si se salen de los fines, estas asociaciones religiosas tienen el tratamiento de cualquier contribuyente, es decir, pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y al Valor Agregado (IVA). En un esquema parecido a las asociaciones de asistencia privada”, aclaró en entrevista, Aristóteles Núñez, jefe del SAT.

Indicó que más de 4 mil asociaciones religiosas están registradas ante el fisco, tienen RFC, y actualmente ya están emitiendo facturas. Esta disposición tiene origen desde la reforma fiscal que se implementó en 2014, y se ofrecieron plazos para que poco a poco los cultos fueran registrando su manejo de recursos ante el SAT.

El jefe del SAT indicó que a partir de este 2016 las asociaciones religiosas tienen la obligación de cumplir con toda la normatividad, después de haber gozado de un periodo de gracia durante 2014 y 2015.

"Eso quiere decir que el año pasado estaban cumpliendo de forma gradual con la contabilidad electrónica, y a partir de este año lo tienen que hacer de forma completa”, señaló.

Núñez descartó que esta normatividad tenga solamente fines recaudatorios. Enfatizó que tiene un fin de control y administración de recursos que tienen las asociaciones, para saber cuales tienen fines de lucro y de esta forma cumplan con sus obligaciones tributarias.

“Cuando el ingreso que obtengan no se use para los fines que fue creada la asociación vamos a hacer auditorías. La disposición legal es clara, quien tenga ingresos gravables tiene que pagar impuestos”, aseguró.

Núñez aclaró que asociaciones religiosas pueden vender incluso material para inducir a su culto, pero alguna otra actividad no relacionada con este objetivo tendrá que pagar impuestos. Actividades exentas incluye el ingreso por donaciones o “limosnas”, así como recursos para llevar a cabo algún rito, como una boda. Pero si los recursos obtenidos se usan para otro fin, tendrán que pagar impuestos.

“Las medidas que se están adoptando son con el fin de obtener información de sus ingresos, y cuando veamos un comportamiento atípico, como lo hacemos con otros contribuyentes, podremos inducir alguna revisión”, agregó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.