Rey del chip, puesto que busca Samsung

La coreana quiere destronar a Intel, firma estadunidense que ha estado al frente del mercado durante más de un cuarto de siglo.
En 2008 la crisis financiera alejó a proveedores de chips, situación que Samsung supo cómo aprovechar para destacar.
En 2008 la crisis financiera alejó a proveedores de chips, situación que Samsung supo cómo aprovechar para destacar. (Shutterstock)

Seúl y San Francisco

Se espera que Samsung Electronics termine con el reinado de un cuarto de siglo de Intel como el fabricante de chips más grande del mundo por ventas y supere a su rival Apple en las utilidades trimestrales en los próximos días, gracias a la creciente demanda de uno de sus productos más simples: el humilde chip de memoria.

El aumento en sus usos, desde smartphones, coches e “internet de las cosas”, llevó a escasez de capacidad de los chips de memoria flash, lo que significó un aumento de precios. Samsung es el principal beneficiario. Al mismo tiempo, el mercado tradicional de procesadores de computadoras personales, el pilar de Intel, sigue en descenso. El surgimiento inicial de las computadoras personales IBM condujó a Intel a la cima del mercado de semiconductores en 1992, cuando superó a NEC, el entonces líder.

Se espera que los ingresos por su operación de semiconductores del grupo coreano sea hasta de 15 mil millones de dólares (mdd), por lo que superará los pronósticos de ventas de su rival estadunidense, de 14 mil 400 mdd para el segundo trimestre. “A Samsung le va extraordinariamente bien en las memorias, que es una parte crítica de su gran diversidad de productos, y la demanda supera por mucho la oferta”, dijo Geoff Blaber, analista en Silicon Valley de CCS Insight.

Los analistas de Gartner, el investigador de tecnología de la información, predicen que los ingresos de semiconductores en todo el mundo van a superar por primera vez los 400 mil mdd este año, en gran medida gracias al incremento de 52 por ciento en el mercado de memorias, donde Samsung tiene una participación dominante. “Esto le da a Samsung una mejor oportunidad para arrebatarle la posición número uno a Intel por primera vez”, dijo Andrew Norwood, analista de chips de Gartner.

Sin embargo, los analistas están divididos sobre si el cambio generacional se está dando o si la industria de memorias simplemente está en la cima de otro ciclo de auge y caída. “Independientemente de que el aumento de los ingresos hace que Samsung supere a Intel actualmente, probablemente sea algo breve”, dijo Tim Bajarin, analista de Creative Strategies.

La industria global de chips de memoria se encuentra pujante en un superciclo sin precedentes en medio de la creciente demanda por el almacenamiento de datos, que llevó a ganancias extraordinarias de las empresas de primer nivel como Samsung y SK Hynix, mientras luchan por satisfacer la creciente demanda de los dispositivos con conexión a internet y los servidores de datos. Como resultado del desequilibrio entre la oferta y la demanda, los precios de los chips de memoria se duplicaron en el último año. Los precios de las acciones de las empresas de memoria subieron 155 por ciento en promedio a partir de su cíclico inferior más reciente en 2016.

SK Hynix dijo que su utilidad neta subió 763 por ciento para llegar a 2.5 billones de wones (2 mil 200 mdd) en el segundo trimestre, en comparación con el año anterior. El auge de memorias lleva a Samsung a registrar resultados trimestrales récord que probablemente lo conviertan en la empresa no financiera más rentable del mundo.

Las semillas del dominio de Samsung en los chips de memoria se sembraron hace casi una década, cuando el ciclo de la industria giró hacia un exceso. En 2008, la sobreexpansión de capacidad junto con la crisis financiera global obligó a muchos proveedores a alejarse de los flash de memoria, dice Bajarin. Pero mientras otros se retiraron, Samsung amplió su compromiso. “Tomaron un enfoque muy estratégico sobre las memorias”.

En la actualidad, los márgenes de utilidad de operación de Samsung de la memoria Dram —que habitualmente se utiliza en las computadoras personales y en los servidores centrales— y los chips de memoria flash NAND se estiman en más de 60 por ciento y 45 por ciento, respectivamente. La compañía realiza fuertes gastos en una gama de semiconductores, con un gasto de capital que se estima en 12 mil 500 mdd este año, pero la mayor parte de la inversión reciente se hizo en los chips NAND, la memoria básica para los smartphones en los drives de estado sólido y en las tarjetas de memoria para cámaras. “Hay un número cada vez mayor de dispositivos y terminales que van a requerir memoria y van a mantener alta la demanda”, dice Blaber. “Samsung tiene una importante ventaja de escala así que su base de costos es mucho más competitiva”.

A medida que Samsung invirtió recursos en los flash de memoria en la última década, las inversiones de Intel en el sector móvil durante el mismo periodo dieron pocos resultados significativos. Fue hasta el iPhone 7, del año pasado, que un smartphone líder tuvo “Intel inside” en la forma de módem.

A pesar de que se perdió el auge de los teléfonos inteligentes, Intel defendió con éxito su participación en el mercado de computadoras personales ante rivales como AMD, incluso cuando las ventas de unidades de la industria cayó de 400 millones en su punto máximo a cerca de 270 millones de computadoras en la actualidad.

Intel también tuvo crecimiento en los centros de datos, dándole una presencia clave en la siguiente era de la computación en la nube y permitiéndole mantener su posición como el líder de la industria, al menos hasta ahora.

Mientras Intel y rivales como Nvidia esperan la siguiente ola de crecimiento más allá de los smartphones, los ingresos de hoy en sectores de moda como el internet de las cosas y la inteligencia artificial, aún son pequeños en términos relativos. El año pasado Intel generó ingresos de 2 mil 600 mdd de su grupo de internet de las cosas, 8 por ciento más que en 2015, pero solo 4 por ciento de sus ventas totales de 59 mil 400 mdd de 2016. “No hemos llegado al punto crítico donde el internet de las cosas se convierta en una fuente de ingresos significativa”, dijo Blaber. “Hasta que tengamos esa transición, se esperaría que esta dinámica de que Samsung supere a Intel resulte cierta”.

Inversión

En 2008 la crisis financiera alejó a proveedores de chips, situación que Samsung supo cómo aprovechar para destacar.

Industria

Este año el mercado de semiconductores superará 400 mil mdd, gracias al crecimiento de 52 por ciento en el sector global de memorias.

Futuro

El crecimiento de sectores como el internet de las cosas y la inteligencia artificial hará crecer la demanda de chips.