En riesgo, inversiones por caída del petróleo

El funcionario federal dijo que esta perspectiva provocará que las empresas de gas y petróleo comiencen a suspender sus proyectos de inversión.
En menos de tres meses el precio de barril de petróleo ha caído de 90 a 60 dólares.
(Reuters)

México

El subgobernador del Banco de México (Banxico), Manuel Sánchez, dijo que se espera que los precios del petróleo sigan bajos por un tiempo e incluso caerán más antes de que su tendencia se revierta.

El funcionario federal dijo que esta perspectiva provocará que las empresas de gas y petróleo comiencen a suspender sus proyectos de inversión.

Al hablar sobre expectativas de la economía mexicana en la reunión Business Forecast 2015, organizada por ex alumnos de la escuela de negocios Booth de la Universidad de Chicago, añadió que el fuerte descenso de la mezcla mexicana es uno de los tres factores externos claves que pueden influir de manera negativa en la economía mexicana en el corto plazo, que hasta ahora ha tenido un crecimiento
decepcionante.

Expuso que la caída continua de los petroprecios en los mercados internacionales ha constituido un choque negativo para los países exportadores con implicaciones para sus finanzas públicas.

Destacó que los vendedores de crudo en el mundo eventualmente están disminuyendo su producción, permitiendo que la oferta y la demanda se ajusten y que los precios se recuperen en cierta medida.

Sin embargo, Manuel Sánchez advirtió que las cotizaciones relativamente bajas del barril de crudo podrían ser una normalidad para la economía mundial en tiempos futuros.

Comentó que muchos productores dedicados a la extracción no convencional de alto costo, como el sector de esquistos, están altamente apalancados y han cubierto sus precios en diferente grado, por lo que es probable que sigan produciendo durante cierto periodo.

Hizo ver que en México la fuerte caída del petróleo no se había visto en casi seis años. Refirió que en esta ocasión y a diferencia de 2009, el choque del precio refleja principalmente determinantes de oferta, que incluye el importante auge en la producción petrolera de Estados Unidos, que inició en 2008.

Crecimiento de 3%

En materia económica, dijo que el crecimiento ha sido decepcionante y se espera que el PIB crezca más de 3 por ciento en los próximos dos años.

Entre los riesgos para la economía nacional, mencionó que si sigue disminuyendo la plataforma de producción petrolera puede afectar aún más al sector minero, con consecuencias negativas para el producto nacional. También reiteró que los bajos precios del petróleo presionan las finanzas públicas.

En cuanto a la inflación, se espera que ésta  se aproxime a 3 por ciento a lo largo del año.

Manuel Sánchez señaló que los otros dos temas centrales que definirán el desempeño de la economía mexicana son la sostenibilidad de la fortaleza económica de Estados Unidos y la incertidumbre en torno al momento y el ritmo de la normalización de la política monetaria en ese país.