• Regístrate
Estás leyendo: Reyes Magos comprarán 2,100 mdd en juguetes
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 08:23 Hoy

Reyes Magos comprarán 2,100 mdd en juguetes

China tiene la industria juguetera más grande del mundo, con exportaciones por 72 mil mdd; seguida de Brasil y México. La Asociación Mexicana de la Industria del Juguete busca ser el segundo lugar.

Publicidad
Publicidad

La expectativa de la industria juguetera es que la presente temporada de Día de Reyes cierre con un crecimiento de 6 por ciento respecto al periodo anterior, sumando ventas por 2 mil 100 millones de dólares. Con ello se llegaría a una cifra de anual de 2 mil 800 millones en el mercado interno, dijo en entrevista con MILENIO, Miguel Ángel Martín González, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju).

Del total de ventas anuales que logra la asociación, integrada por 41 miembros, alrededor de 75 por ciento se concreta entre el 10 de diciembre y el 10 de enero.

“Este año estamos por llegar a una meta de exportaciones netas por 2 mil millones de dólares, cifra récord, pues hace cinco años manejábamos entre 500 y 600 millones de dólares”. Ahora, con esa cifra, esperamos balancear tanto importaciones como exportaciones”, dijo.

China tiene la industria del juguete más grande del mundo, con exportaciones por 72 mil millones de dólares; seguida de Brasil y México. “Buscamos ser el segundo lugar en cinco o seis años”, añadió.

Los juegos que más exporta México son montables, de mesa y armables, como Lego, y éstos representan 80 por ciento del total de las ventas al exterior.

Pero aunque México pudiera ser una potencia juguetera, el directivo expuso que 60 por ciento de los productos consumidos en el país viene del exterior. “Importamos de empresas como Mattel, que fabrica, por ejemplo, autos montables, mismos que son hechos totalmente en México, y lo único que traemos es la batería”.

Estados Unidos es el principal comprador de México con alrededor de mil 500 millones de dólares y después sigue Canadá.

Según cifras de la Amiju, cerca de 90 por ciento de los juguetes que se compran en estos países es producido en México. Después están las exportaciones a Europa y Latinoamérica (a excepción de Venezuela, Argentina y Brasil).

“El gran reto de toda la industria es la innovación, nuevos productos y la reingeniería de muchos de ellos, es donde está todo el secreto de la industria”, dijo.

Ésta en una industria que a escala mundial vale cerca de 86 mil millones de dólares, y el presidente de la Amiju destacó la oportunidad de negocios que esto representa para México, por lo que hay que preparar a más ingenieros para ello. Para el empresario, este potencial de crecimiento debe ser impulsado por las instituciones educativas (con la preparación de especialistas), el gobierno y la misma industria juguetera.

En el país la industria juguetera se divide en tres segmentos: talleres artesanales (alrededor de 200), ubicados en Oaxaca, Guerrero y Jalisco, y son temporales, los cuales generan alrededor de 6 por ciento de las ventas; pequeña y mediana industria (cerca de 80) constituida por compañías mexicanas como Mi Alegría y Apache, que dominan alrededor de 34 por ciento de las ventas, y el por ciento restante está dominado por tres grandes empresas Mattel, Hasbro y Lego.

Preferencias

Miguel Martín destacó que esta temporada dominará la compra de artículos relacionados con superhéroes, hadas y personajes que predominan en los medios de comunicación: “es básicamente la tendencia que va marcando moda”.

Gabriela Buenrostro, subdirectora de Comunicación Corporativa de Walmart, detalló que en el segmento de niños de uno a cinco años las preferencias se concentran en los muñecos de peluche y juegos educativos con música y variedad de colores.

Para los infantes de entre seis y 10 años la fantasía juega un papel importante en sus gustos, por lo que destacan los rompecabezas y los juegos de mesa interactivos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.