• Regístrate
Estás leyendo: Revela EU cargos contra ex empleados de Rolls Royce
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 06:24 Hoy

Revela EU cargos contra ex empleados de Rolls Royce

Tres ex colaboradores de la empresa y dos externos, imputados; cuatro se declararon culpables de los señalamientos.

Publicidad
Publicidad

Las autoridades de Estados Unidos revelaron los cargos contra tres ex empleados de Rolls Royce y otras dos personas por su presunta participación en un esquema para pagar sobornos a funcionarios de gobiernos extranjeros, que incluye un contrato para proporcionar equipo y servicios para alimentar un gasoducto de Asia Central a China.

De los cinco hombres acusados por el Departamento de Justicia de EU, cuatro se declararon culpables de las ofensas, mientras que se cree que el quinto no se encuentra en ese país.

La revelación de los cargos se produce después de un arreglo por 671 millones de libras que se alcanzó en enero con las autoridades anticorrupción en Reino Unido, EU y Brasil, en el que Rolls-Royce admitió una serie de delitos en sus negocios de aviación civil, militar y su antiguo negocio de energía en un periodo de más de 20 años.

La revelación de cargos significa que antes se llevaron en secreto y que ahora se hacen públicos. Las acusaciones se relacionan con la operación de energía de la compañía británica, que se vendió a la alemana Siemens en 2014.

La investigación a escala mundial descubrió evidencia de corrupción en esa unidad en Nigeria, Brasil y Rusia y Kazajistán.

El Departamento de Justicia de EU dijo el martes que acusó a Petros Contoguris, de 70 años, un ciudadano griego que vive en Turquía y fue director ejecutivo de una compañía turca de asesoría de gas y petróleo llamada Gravitas & CIE International Ltd, por lavado de dinero y cargos de sobornos extranjeros. No se pudo contactar inmediatamente a Contoguris para que hiciera comentarios.

También presentó cargos contra James Finley, de 66 años, un ex alto ejecutivo de energía de Rolls-Royce que vive en Taiwán; Keith Barnett, ex director regional de energía de Rolls-Royce en EU; Andreas Kohler, empleado de Rolls-Royce en la oficina de Alemania de una firma de ingeniería y consultoría de la cual no se dado el nombre, y Aloysius Zuurhout, quien trabajó en la filial holandesas de Rolls-Royce. Cada uno se declaró culpable de conspirar para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por su sigla en inglés).

En la acusación se alega que Contoguris, junto con empleados de una compañía de consultoría de ingeniería que incluye a Kohler, ideó un esquema con ejecutivos y empleados de Rolls-Royce en el cual la compañía británica le pagaría sobornos a la empresa y mordidas a al menos un funcionario extranjero.

Esos pagos se disfrazaron como comisiones para la empresa de Contoguris, Gravitas, a cambio de ayudar a Rolls-Royce a obtener contratos en Asia Gas Pipeline (AGP), una empresa que se creó para construir y conectar un gasoducto entre Asia Central y China.

Según la acusación, la firma de consultoría presuntamente ofrecía asesoría independiente de ingeniería y otros servicios a AGP. La acusación también alega que después de que AGP le otorgó a Rolls-Royce un contrato en noviembre de 2009 con un valor aproximado de 145 millones de dólares, la compañía británica hizo los pagos de las comisiones a Gravitas.

Posteriormente, Contoguris le otorgó una parte de esos pagos de comisiones a los empleados de la firma consultora, con el conocimiento de que ese dinero se iba a compartir con un funcionario extranjero.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.