Se retrase o no el "apagón", hay que estar preparados

Mientras los partidos políticos discuten posponer la transición digital, los consumidores se alista para no quedarse sin TV.
Las pantallas han sido de los productos más vendidos en todas las ediciones del Buen Fin.
Las pantallas han sido de los productos más vendidos en todas las ediciones del Buen Fin. (Perla Miranda)

México

En medio de la discusión por el posible aplazamiento del apagón analógico, que por mandato constitucional debería concretarse el próximo 31 de diciembre, miles de consumidores se alistan para renovar sus televisores en el Buen Fin, que se realizará del 13 al 16 de noviembre.

Ya sea que se cumpla o no con el plazo marcado por la ley, todos los mexicanos deberán estar preparados para recibir la señal digital de televisión, y para ello se requiere de tener la televisión adecuada o el decodificador que les permita captar la señal.

Información de la industria señala que, pese a que se tenía programada la transición digital, la venta de pantallas de alta definición ha tenido una baja en 2015 respecto a 2014, cuando la realización de la Copa Mundial de Futbol en Brasil impulsó el mercado.

Sin embargo, hay optimismo porque las ventas se recuperen en la temporada de fin de año, que inician con el Buen Fin, en el que en los últimos años las pantallas se han encontrado entre los artículos más demandados.

6% cayó el valor del mercado de pantallas de televisión en la primera mitad de este año.


Asegúrate una compra adecuada

De acuerdo con información que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el apagón analógico no es otra cosa que el fin de las transmisiones de televisión en formato analógico, para dar paso a las transmisiones en formato digital.

Pero ¿qué se necesita para tener la televisión adecuada?. Lo primero es verificar que en la caja o instructivo del televisor digital que se va a comprar se incluya la leyenda “estándar ATSC A/53” o tenga logos como “HD” (High Definition) o “HD Ready”.

En el caso de que ya cuente con un televisor plano del tipo LED o LCD, éstos ya son televisores digitales. Además deben tener un estándar de compresión de video MPEG-2 y/o MPEG-4 (estos datos se pueden encontrar en la caja o el instructivo del aparato).

Es importante destacar que si la pantalla que tienen en casa aun es análoga, es decir es cuadrada y tiene un gran tamaño, no podrán captar la señal digital, pues su tecnología no lo permite, para ello se requiere contar con un decodificador y una antena apta para recibir señales VHF/UHF (ambas, de lo contrario no funciona).

Pero en estos casos se debe advertir que los decodificadores transforman la señal digital en análoga, es decir, no se obtienen los mismos beneficios de la transición, aunque son mucho más económicos que una pantalla nueva que esté preparada para recibir la señal digital.

600 pesos es el precio promedio de los decodificadores de señal más baratos en el mercado.


Los precios de los decodificadores van de los 600 a los mil 200 pesos y se pueden encontrar en las tiendas departamentales, mientras que las pantallas de alta definición pueden ir de los dos mil, en los aparatos de menor tamaño, hasta superar los 100 mil pesos, en equipos de ultra alta definición, comocidos como 4K.

También es importante destacar que si ya cuentan con algún servicio de televisión de paga, ya sea por cable o satelital, el cambio de la televisión analógica a la digital no afectará la forma en la que actualmente reciben la señal de televisión, aunque puede contratar un servicio HD.