• Regístrate
Estás leyendo: Renzo Rosso, el millonario que fabricó un imperio de mezclilla
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 04:42 Hoy

Renzo Rosso, el millonario que fabricó un imperio de mezclilla

El italiano aprovechó que Levi´s puso en el mapa el uso de vaqueros para después, con su marca Diesel, llegar a millones de jóvenes.

Publicidad
Publicidad

Durante el siglo XIX la mezclilla fue una tela usada principalmente por personas de la clase trabajadora; obreros, mineros y gente de campo hacían uso de la prenda. En 1973 Levi’s presentó el primer par de vaqueros; fue entonces que comenzó su auge, a través de figuras importantes como Elvis Presley y Marlon Brando, y que según la revista Elle, ha culminado en una industria valuada en 55 billones de dólares.

De este boom por hacer cada vez más cotidiano el uso de los jeans se dio cuenta Renzo Rosso, el italiano que fundó la emblemática marca Diesel y que con una fortuna de 3 mil 800 millones de dólares es el décimo mayor millonario de su país, según la revista Forbes.

Con un inglés que no deja escapar al final de cada palabra la entonación propia del país de la bota, Rosso afirma en entrevista con el medio Gulf News: “Los jeans son todo; es como ser libre, el cielo azul, comodidad y es una gran parte de mí”.

El primer par de jeans que fabricó Rosso, originario de Brugine, en la provincia de Padova, región de Véneto, fue a la edad de 15 años. Frente a una máquina de coser Singer, propiedad de su madre, el italiano confeccionó unos pantalones acampanados que aprendió a fabricar en un curso del Istituto Marconi, en Padua.

Sin embargo, el primer acercamiento a su instinto empresarial vino antes: cuando era niño vivía con sus padres en su granja ubicada en Valle del Po, Italia; uno de sus compañeros le regaló un conejo que resultó ser hembra y fue así que comenzó un pequeño negocio de criadero.

Cuando cumplió 20 años, Renzo se unió al equipo de la empresa de ropa Moltex, propiedad de Adriano Goldschmied , y dos años después, gracias a un préstamo de 4 mil dólares de su padre, adquirió 40 por ciento de la empresa.

En 1978 y dada la importancia que adquirió el diésel como combustible alternativo, decidió utilizar ese nombre para sustituir Moltex. En 1985 Rosso adquirió, por 500 mil dólares, la parte de Goldschmied en Diesel.

Ahí comenzó a emprender su entrada a Estados Unidos, teniendo como target a jóvenes adinerados, a quienes presentó sus pantalones de mezclilla con un look especial que daba a las prendas a partir de un proceso de desgaste. Fred Segal, una boutique de Los Ángeles, fue la primera tienda en vender los Diesel, más caros que los de Ralph Lauren.

Para 1986 Diesel ya vendía 2.8 millones de dólares, pero en en 1987 se disparó hasta 25.2 millones.

En 1996 Renzo, al puro estilo de Roberto Benigni en La vita è bella (o quizá, como Benigni en cualquiera de sus personajes), escenificó una batalla que parecería casi absurda por el problema que enfrentaba, pero del cual, a la par del ganador al Óscar en 1997, salió bien librado.

En Manhattan, en un complejo de 15 mil metros cuadrados que no podía llenar con la mercancía disponible de Diesel, instauró su primera tienda Diesel Jeans, frente al Levi’s Lexington Avenue.

“Quería mostrar lo hermoso que era nuestro producto delante de ellos”, responde sin más el italiano para Forbes. La solución frente al espacio de sobra en su sucursal fue construir un bar con una cabina para DJ’s, espacio que cerraban en ocasiones a las seis de la tarde para realizar fiestas.

Años después las marcas de aquella vida siguen impregnadas en este padre de siete hijos. En su look se puede percibir el espíritu jovial de entonces: rizos estratégicamente despeinados, vestimenta casual y un par de tatuajes que lo asemejan al estilo de un rockero.

“La moda en este momento necesita una sonrisa, es demasiado negocio. Y después está la gente allá afuera que va adelante y prueba todos los días más frustraciones que satisfacciones”, exponía recientemente en el Corriere della Sera, a propósito de un cambio en una de sus playeras que en lugar de decir “Diesel”, enmarcaba adherido a su pecho “Deisel”.

Actualmente, el negocio de Rosso se ha extendido más allá de los vaqueros, dado que fabrica playeras, lentes y hasta sofás de lujo; dirige a través del holding industrial Only the Brave el 100 por ciento de Diesel y posee la participación mayoritaria de empresas de moda como Viktor & Rolf y Marni. Only the Brave tiene ventas anuales superiores a mil 500 millones de euros.

Inicio

Al inicio la mezclilla solo era usada por la clase trabajadora, pero figuras como Elvis Presley y Marlon Brando la pusieron de moda.

Giro

El mérito de Renzo Rosso fue darle un look más fresco a los jeans que fabricaba, de modo que los jóvenes quisieran tenerlas.

Riqueza

Con una fortuna de 3 mil 800 millones de dólares, el italiano es el décimo mayor millonario de su país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.