En TLCAN, México buscará quitar 'trampas' a libre comercio

De acuerdo con un documento enviado a la Cámara de Senadores, el gobierno buscará fomentar medidas que eviten que las regulaciones del acuerdo constituyan obstáculos encubiertos al libre comercio.
Comercio internacional.
Comercio internacional. (Reuters)

Ciudad de México

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el gobierno mexicano tendrá como uno de sus objetivos evitar que las normas, reglamentos y regulaciones de Estados Unidos y Canadá se conviertan en barreras injustificadas u obstáculos encubiertos al libre comercio de los productos mexicanos hacia esos países, tal como sucedió durante años con el etiquetado dolphin safe para los atuneros.

TE RECOMENDAMOS: México debe estar preparado si EU deja el TLCAN, advierte la Secretaría de Economía

Lo anterior forma parte de los objetivos trazados en el documento “Prioridades de México en las negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”, que la Secretaría de Economía entregó al Senado de la República el pasado 31 de julio y que fue publicado este 2 de agosto en la Gaceta del Senado.

En general, el documento plantea cuatro prioridades en la renegociación:


  • Fortalecer la competitividad de América del Norte
  • Avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable
  • Aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI y
  • Promover la certidumbre del comercio y las inversiones en América del Norte


Para fortalecer la competitividad, refiere dicho documento, “es fundamental desarrollar esquemas que impulsen permanentemente la competitividad regional, considerando los desarrollos tecnológicos, el funcionamiento de las cadenas de valor, la mejora de esquemas logísticos y la facilitación de los intercambios comerciales”.


En este sentido, señala que es necesario “mantener el acceso preferencial para los bienes y servicios mexicanos en los mercados de los países del TLCAN. En particular, facilitar el acceso de los productos agropecuarios, buscando reglas claras, procedimientos expeditos y la eliminación de las barreras al comercio; así como fomentar medidas que eviten que las normas, reglamentos y regulaciones constituyan barreras injustificadas u obstáculos encubiertos al libre comercio”

El equipo mexicano de negociación deberá velar para que las disposiciones técnicas, medidas ambientales, de salud o de inocuidad alimentaria vayan a constituir barreras comerciales para los productos mexicanos, tal como ocurrió durante décadas con el sector atunero.

En abril de este año, luego de 40 años, la Organización Mundial de Comercio (OMC) falló a favor de México en una disputa con Estados Unidos sobre las normas del etiquetado del atún, que discriminaban a las importadas desde México.

Estados Unidos argumentaba que los métodos de pesca que utilizan los atuneros mexicanos tienen un elevado riesgo de captura incidental de delfines, por lo que se impedía que el atún mexicano fuera etiquetado con el sello "Dolphin Safe", lo que a su vez impedía su venta en ese país.

Piso parejo para pequeñas y medianas empresas

Como parte de la prioridad “avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable”, el documento establece que “la modernización del TLCAN constituye una oportunidad para promover un piso parejo para que más emprendedores y más Pymes se incorporen competitivamente al comercio internacional”.


Como parte de esto, se buscará generar mecanismos de cooperación regional que fomenten una mayor participación de las pequeñas y medianas empresas en las cadenas de proveedurías generales.

Este objetivo cobra relevancia, ya que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México existen poco más de 5 millones de unidades empresariales, de las cuales más del 95 por ciento son Pymes y generan el 72 por ciento del empleo en el país.

MCM