Las remesas tuvieron el peor enero en 16 años: Banxico

El reporte del Banxico indica que en el primer mes de 2015 la remesa promedio fue de 279.18 dólares, cifra inferior a los 301.92 dólares de diciembre.
La depreciación del peso elevó la captación de diciembre.
La depreciación del peso elevó la captación de diciembre. (Ana González/EFE)

México

Las remesas iniciaron el año con retrocesos importantes, pues en su comparativo mensual presentaron en enero la caída más alta desde noviembre de 2008 y para un mismo mes el retroceso es el mayor en 16 años, al sumar mil 630.7 millones de dólares, de acuerdo con las cifras publicadas por el Banco de México (Banxico).

Desde una perspectiva anual, los flujos de dinero hacia México disminuyeron 0.7 por ciento en enero con relación al nivel alcanzado en el mismo mes de 2014, cuando sumaron mil 642.2 millones de dólares. Este descenso ocurre luego de acumular 17 alzas anuales de manera consecutiva.

El área de análisis del Grupo Financiero Banorte-Ixe indicó que el flujo de remesas en enero fue inferior a su estimado, de mil 730.8 millones de dólares, así como al del pronóstico del consenso, de mil 770 millones.

Banorte considera que el fuerte crecimiento, de 20.8 por ciento, que presentó la captación en diciembre, que estuvo favorecida por la significativa depreciación de la divisa mexicana, es probable que haya afectado el monto recibido en enero, dado que no hubo un cambio real en el ingreso de los migrantes mexicanos.

En el largo plazo la depreciación de la divisa mexicana realmente no tiene una incidencia positiva sobre las remesas; sin embargo, en el corto plazo una fuerte depreciación del peso sí puede tener un impacto sobre el flujo, simplemente porque el poder adquisitivo de la remesa es más alto en México que en Estados Unidos, explicó la institución financiera.

El reporte del Banxico indica que en el primer mes de 2015 la remesa promedio fue de 279.18 dólares, cifra inferior a los 301.92 dólares de diciembre.

En tanto, el número de operaciones descendió 21 por ciento en comparación con el registrado en diciembre de 2014, mientras que a tasa anual se presentó un crecimiento de 3 por ciento, al sumar 5.8 millones de transacciones, reportó el Banxico.

Para los próximos meses Banorte-Ixe mantiene la expectativa de una recuperación visible en el flujo de dinero, dado el reciente comportamiento que ha presentado el empleo de los trabajadores migrantes mexicanos en Estados Unidos, pues las últimas cifras publicadas en ese país indican que la tasa de desempleo para los migrantes sin ciudadanía —principales remitentes de remesas— ha mostrado una trayectoria descendente, al pasar de 6.8 por ciento en julio de 2014 a 5.2 en enero de 2015.

“En nuestra opinión, de continuar esta tendencia en el mercado laboral estadunidense, el mayor flujo migratorio de mexicanos hacia ese país continuará beneficiando al flujo de remesas durante el primer semestre del 2015”, indicó.