• Regístrate
Estás leyendo: Reino Unido se ofrece al mejor inversionista chino
Comparte esta noticia

Reino Unido se ofrece al mejor inversionista chino

Nunca existió un mejor momento para invertir en Gran Bretaña, señala, Mark Price, ministro de Comercio, en Pekín.

Publicidad
Publicidad

El Reino Unido utiliza el menor valor de la libra para decirle a los inversionistas chinos que habrá gangas que aprovechar en Gran Bretaña después del brexit.

“Nunca existió un mejor momento para invertir en el Reino Unido”, dijo ayer en Pekín, Mark Price, un día después de que la libra llegó a un mínimo en 31 años frente al dólar.

“La libra esterlina se depreció, los activos están a muy buen precio”, dijo el ministro de Comercio, quien también utilizó el tiempo para tranquilizar a inversionistas claves, como Huawei, el fabricante de equipos de telecomunicaciones, y China General Nuclear, el grupo de energía.

Lord Price habló antes de la reunión de mañana de los ministros de Comercio del G20 en Shanghái, donde se unirá a sus contrapartes de la Unión Europea en su primer encuentro desde que Gran Bretaña decidió salir del bloque comercial.

“Ahora es el momento de empezar a analizar las opciones” sobre los acuerdos comerciales, dijo, y será responsabilidad de quien suceda a David Cameron como primer ministro británico determinar el orden en que los acuerdos se deben negociar.

Gran Bretaña, después del brexit, tendrá más libertad para negociar acuerdos comerciales con otros países, entre ellos China; los dos están en medio de un autoproclamado “año de oro” de relaciones. “China presenta muy buenas noticias en este momento”, dijo Lord Price.

He Wenwei, director del Centro de Investigación de Estudios Europeos y Americanos de la Asociación China de Comercio Internacional, dijo que el Reino Unido es un “caso especial”, pero que los países vecinos probablemente estarán primero en la agenda de libre comercio. “No puedo especificar cuándo se darán estas negociaciones con el Reino Unido”, dijo He, pero Gran Bretaña puede esperar a negociar un acuerdo más rápido de lo que podría la Unión Europea “porque es un solo país”.

El momento para las negociaciones de tratados de libre comercio con países de la Unión Europea es delicado. El Reino Unido busca negociar los términos de su salida antes de invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa para iniciar el proceso de retirada de dos años de duración.

El liderazgo de la Unión Europea se negó a negociar con Gran Bretaña. Cecilia Malmström, comisionada de Comercio, dijo en Newsnight de la BBC que de forma individual los países ni siquiera pueden iniciar los acuerdos de negociación con el Reino Unido hasta que se invoque el Artículo 50. “En realidad hay dos negociaciones. Primero sales y después empiezas a negociar la nueva relación, cualquiera que ésta sea”, dijo.

Lord Price no está de acuerdo y dijo: “Mi opinión personal es que eso no será en beneficio de Europa”. Después de salir de la Unión Europea, dijo, la relación comercial estará sujeta a las reglas de la Organización Mundial de Comercio, y los aranceles aumentarán a un nivel promedio de al menos 3 por ciento, en mucho más en sectores específicos como el automotor.

“Creo que, pensándolo con calma, cuando pase el tiempo para que disminuyan las emociones por la decisión, lo que nos vamos a encontrar es un enfoque mucho más profesional, tranquilo y pragmático”, añadió.

“En términos de firmar acuerdos comerciales, sin duda somos parte de la Unión Europea hasta que salgamos de ella. Así que no podemos firmar convenios comerciales hasta que nos retiremos de la Unión Europea. Pero eso no significa que no podemos negociar todavía con los países cómo se vería un acuerdo comercial después de salir de la Unión Europea”.

G20

Mañana se reunirán en Shanghái los ministros de Comercio, en el primer encuentro luego de la salida de Gran Bretaña


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.