UAT registrará patentes y propiedad intelectual

A diferencia de otras universidades, la máxima casa de estudios se ha retrasado en crear una cultura emprendedora entre los profesionistas.
Al momento la máxima casa de estudios ya inició relaciones con la oficina de patentes ubicada en Monterrey.
Al momento la máxima casa de estudios ya inició relaciones con la oficina de patentes ubicada en Monterrey. (Jesús Jiménez)

Tampico

La propiedad intelectual y las patentes es algo que la Universidad Autónoma de Tamaulipas ha descuidado, mas ya se está trabajando en ello, afirmó José Luis Pariente Fragoso.

El secretario de Investigación y Posgrado, quien acompañó al rector de la Máxima Casa de Estudios, Enrique Etienne Pérez del Río, a la firma del acuerdo de colaboración con el Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas y las Huastecas –que encabeza Luis Apperti Llovet- explicó que la UAT ha defin ido cinco líneas en las cuales tienen anclados proyectos específicos que comienzan a desarrollarse.

El primero es Ambiente y Sustentabilidad: se creó una oficina en la Universidad, un consejo que ataca y ve los problemas de sustentabilidad en la propia Universidad: "hay que empezar por casa y predicar con el ejemplo. Queremos tener una universidad sustentable", expresó Pariente Fragoso.

El segundo grupo de proyectos son de Desarrollo Tecnológico: toda la agenda energética contempla grandes pasos de desarrollo de tecnología, en donde debe incidirse con proyectos concretos.

"El tercer punto es algo que sabemos a Luis Apperti le gusta mucho: la Ecoinnovación, la innovación con visión ecológica. Por ejemplo, toda la cuestión de diseño de negocios sostenibles, la eficacia del agua, su tratamiento, su distribución, los centros de reciclado de materiales que tienen que ver con esta línea.

"La cuarta línea de proyectos es la Propiedad Intelectual y las Patentes. Es un punto que en la Universidad hemos descuidado un poco, tenemos que confesarlo; ya tenemos una relación estrecha con la Oficina de Patentes y Registros, con sede en Monterrey, y ya estamos trabajando de manera que nuestros investigadores, cuando hagan un proyecto que sea patentable y que valga la pena patentar, inmediatamente les hagamos los trámites".

Por último mencionó lo que se le ha llamado la Ruta I, la Ruta de la Innovación, en donde hay toda una serie de proyectos por trabajar.

"Por ejemplo, los centros virtuales de investigación e innovación de negocios, los centros empresariales para la educación ambiental, los aspectos de ciudad saludable, el desarrollo de productos innovadores, y algo que tenemos un poco descuidado en el estado, que son las empresas culturales y creativas, que pensamos también son fuente de muchos trabajos y de no pocos ingresos. En muchos países del mundo, la actividad cultural y artística representa mayores indicadores económicos que muchas de las actividades industriales, y creo que tenemos que apostarle también a esta parte.

"Estas son las propuestas de trabajo, ya estamos trabajando en el desarrollo y factibilidad de estos proyectos; ahora nos falta lo más importante: la opinión del CIESTH".

Emprendedurismo y plan de negocios

Marco Aurelio Navarro Leal, secretario académico de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, también se dirigió a la comunidad empresarial surtamaulipeca, para informarles que la UAT está introduciendo otros elementos elementos en el núcleo de formación básica, que son las materias sello, como son una de Emprendedurismo y Plan de Negocios; eso es para todas las carreras de la universidad.

"Otra más son los Derechos del Consumidor, lo cual no se entiende solo como los derechos de quien consume o compra, sino las obligaciones del que vende un servicio o producto. Es de ida y vuelta para el demandante y el oferente.

"Como se incrementa el número de asignaturas comunes, las vamos a poner optativas junto con las que ya existían como Profesión y Valores, que es Ética Profesional, como desarrollo de habilidades para la exposición oral, escrita, simbólica, y un conjunto de materias que son básicas y que todo profesionista de la universidad debe tener".

Dijo que la UAT está trabajando en la idea de que todos deben hacer un servicio social que esté alineado con su carrera, no que lo dediquen a otras actividades que no tienen que ver con lo profesional o académico.

"Mediante estos convenios que estamos realizando, pueda haber oportunidades y facilidades para que los estudiantes hagan un servicio social que esté centrado, enfocado en los rasgos del perfil profesional que estamos persiguiendo.

"Todos los programas deben tener un espacio de formación profesional adicional, que le llamamos prácticas profesionales. El servicio social lo incorporamos como parte del plan de estudios y le damos valor curricular para tener la vigilancia precisa de que están trabajando de manera alineada con el plan de estudios".

En cuestión con el ámbito de los contenidos de cada profesión, explicó que los equipos que están trabajando con sus jefes de carrera están siendo retroalimentados por las distintas evaluaciones, por las acreditaciones, por las recomendaciones que les dan los comités de evaluación.

"Hemos hecho estudios de seguimiento de egresados, de opinión de empleadores de nuestros egresados, tenemos los resultados de los exámenes generales de egreso de las licenciaturas, que también nos sirven para retroalimentar los planes de estudio, y además cada equipo que está trabajando con cada carrera está realizando trabajos específicos de campo.

"Son puntos que dan apertura para continuar los trabajos con una mayor precisión, vía entrevistas, grupos focales, con cierto tipo de dinámicas que nos permita ser más puntuales en el intercambio de opiniones y en la captación de demandas de parte de ustedes (el CIESTH)".

Navarro Leal añadió que en la UAT se trabaja siempre a futuro, en el sentido de que sus egresados tienen cinco años de incubación al menos, "pero la preparación en la actualización que tenemos de los programas de licenciatura nos tardan siempre un año; entonces siempre estamos hablando cuando menos a seis años de distancia con un horizonte mayor, si recordamos que los estudiantes al egresar tardan un año, año y medio en ubicarse en un trabajo que tendrá un poco más de permanencia, ya sea como empleados o como iniciadores de una experiencia empresarial.

"Hablar a futuro nos puede llevar a pensar que para la universidad es muy importante identificar aquellos elementos que son portadores de futuro; por ejemplo, todas las nuevas inversiones que hay en el Sector Salud en esta zona, son inversiones que generarán una cadena económica con los especialistas que trabajan en el Sector Salud, requerirán de reunirse con otros especialistas, y entonces necesitamos recursos para congresos".

"Necesitamos turismo de congresos, vendrán seguramente especialistas del extranjero, para lo cual necesitamos formar traductores. Necesitamos condiciones hospitalarias, transporte, y así se van encadenando distintos elementos".

Comentó que para la UAT es muy importante identificar aquellos elementos que son portadores del futuro, que la comunidad empresarial conoce mejor que la parte académica.

"De esa manera nosotros podemos analizar cuáles son las necesidades de recursos humanos que ese futuro desprende, que ese futuro requiere, para empezar a diseñar los programas que requerimos.

"También necesitamos estar actualizando los programas que ya existen, los que están en operación. Partimos de dos premisas del señor rector Enrique Etienne Pérez del Río: que la UAT es una universidad para los tamaulipecos, es decir, que no únicamente se entrega la cobertura a más muchachos de Tamaulipas, sino que sus contenidos deben ser relevantes para el desarrollo de la entidad.

"La UAT para los tamaulipecos requiere de estar cuidando y vigilando la actualización de contenidos y, por otra parte, la otra premisa es tener más clases efectivas. En esta reforma que estamos haciendo de la actualización curricular, la idea es ampliar los periodos de trabajo escolares y las horas de clase cada semana".