Cada reforma tiene su propio proceso: IMCO

El director general del IMCO, Juan Pardinas, al referirse a las reformas estructurales dijo que hay una situación de “claroscuros”, algunas ya comienzan a dar resultados, en otras tomará más tiempo.
Las reformas estructurales ayudarán en elñ mediano plazo.
Las reformas estructurales ayudarán en elñ mediano plazo. (Especial )

Ciudad de México

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) consideró que 2015 será un año definitivo para ver el impacto de las reformas estructurales en el crecimiento económico, la productividad y la competitividad del país.

El director general del organismo, Juan Pardinas Carpizo, estimó que las reformas estructurales aprobadas le ayudarán a México en el mediano plazo, pues cada una tiene su propio proceso de maduración, “su propio carril, velocidad y dinámica”.

Hasta ahora hay una situación de “claroscuros” sobre el impacto de estas reformas en la economía en su conjunto, pues si bien algunas ya comienzan a dar resultados, en otras esto tomará más tiempo, expuso.

En entrevista con Notimex, destacó que, por ejemplo, en materia de telecomunicaciones, gracias a la reforma aprobada se aprecian escenarios de nuevas inversiones y mayor oferta para los consumidores.

Con la reforma laboral, abundó, también se observan algunos datos inéditos, pues la cantidad de empleo que se genera por cada punto de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) está en una mejor posición que hace unos años.

“Entonces, tal vez la reforma laboral sí está logrando detonar mayores oportunidades de empleo, ahora hay que ver que sean de largo plazo y bien pagados, no sólo temporales y con bajo nivel salarial”, subrayó.

Pardinas Carpizo indicó que en el caso de la reforma energética, ésta enfrentará retos derivados de la percepción de Estado de derecho del país y de los bajos precios del petróleo, pues hacen que la rentabilidad de algunos proyectos no tenga la misma viabilidad que hace apenas dos meses.

Dijo que la reforma fiscal aprobada por el Congreso de la Unión el año pasado, en general no estaba alineada a generar incentivos a la inversión, por lo que -sugirió- habría que repensar la política fiscal y orientarla al crecimiento y a la productividad.