Las reformas se sentirán el próximo año: Comce

Sin prisa, la conclusión de las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico debe llegar a los mejores términos.
La infraestructura atraerá al mundo, afirmó el dirigente.
La infraestructura atraerá al mundo, afirmó el dirigente. (Octavio Hoyos)

México

Las reformas estructurales se empiezan a sentir de manera lenta, por lo que se verán reflejadas en el crecimiento económico el siguiente año, señaló Valentín Díez Morodo, presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce).

“Las reformas, que muchos dirán que no se han visto reflejadas de una manera clara, ya están iniciando de manera lenta, porque se están programando los recursos”, explicó después de participar en la recepción de la misión empresarial del puerto de Barcelona.

El líder del Comce dijo que las obras de infraestructura o de energía que se tienen previstas a raíz de las reformas representan un atractivo en el mundo.

Agregó que es necesario continuar fortaleciendo también la estrategia de internacionalización del país, pero no se debe apresurar la conclusión de las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés).

Díez Morodo enfatizó que ese acuerdo debe tomar el tiempo necesario para concretar los mejores términos, en beneficio de todos los países involucrados en las negociaciones.

“El TPP sigue en negociación, pero no estemos hablando de fechas. Más vale hacerlo bien y no romper ningún acuerdo de los que ya tenemos con alguno de esos países, para que no se vean afectados”, explicó.

Asimismo, tener una conexión directa con los 44 países que ya se firmaron convenios es otra área de oportunidad que deben aprovechar las empresas mexicanas.

Para empezar, los propios empresarios debemos “tener un conocimiento más profundo de las ventajas que tiene cada tratado; sin duda alguna, han sido un gran detonante del comercio exterior, mediante los cuales el país es la décima potencia en ese rubro”, explicó.

Díez Morodo dijo que a pesar de que al sector privado le preocupa el tema de la inseguridad, sobre todo con los últimos acontecimientos en Guerrero, por lo pronto no se ha visto afectada la llegada de inversiones de otros países, derivada de los problemas.

“No es un mal generalizado, sino local; creo que se está avanzando para combatirlo. Tratar de afirmar que no es un problema sería una falsedad”, subrayó.

No obstante, el líder empresarial subrayó que si se escogen bien los lugares, los destinos, las coinversiones y los socios adecuados, con los años de experiencia que se tienen en materia de inversión, la inseguridad no representa un problema para el arribo de capitales.

En este sentido, y al reunirse con el Comce y encabezar la delegación de empresarios españoles, Sixte Cambra, presidente del puerto de Barcelona, señaló que las reformas estructurales concretadas en México abren oportunidades para relanzar las relaciones comerciales y de inversión entre empresas españolas y mexicanas.

Explicó que la misión está compuesta de 50 firmas que tienen el objetivo de evaluar opciones de inversión, sobre todo en temas de infraestructura y servicios logísticos.

Los empresarios estarán una semana, visitarán el puerto de Veracruz y buscan conocer más sobre su plan de expansión derivado del Programa Nacional de Infraestructura.

De acuerdo con el consejo empresarial de comercio exterior, la inversión acumulada de España en México representa 54 mil millones de dólares y operan alrededor de 4 mil 900 empresas de ese país.