“No coman ansias”, dice STyPS a empresarios

Aunque en estos momentos no se vean resultados, la reforma laboral dará frutos, señala el subsecretario de Inclusión Laboral, Ignacio Rubí Salazar.

Monterrey

Es demasiado pronto para cosechar los frutos de la reforma laboral, afirmó el subsecretario de Inclusión Laboral, Ignacio Rubí Salazar.

MILENIO Monterrey dio a conocer que 48 por ciento de las empresas del país considera que no se ha producido cambios en la competitividad del mercado laboral a partir de los cambios estructurales a la normativa.

Al respecto, el funcionario federal señaló que se deben dar los plazos adecuados para poder ver los beneficios.

“No comamos ansias, como dicen en mi tierra, hay que darle tiempo al tiempo, estamos cultivando, regando la tierra, fertilizándola, y estoy seguro que los frutos serán buenos”, aseguró.

Señaló que estas modificaciones son parte de un cambio estructural en el país junto con la reforma energética y de telecomunicaciones, mismas que permitirán el crecimiento y dinamismo económico que el país necesita.

“La reforma laboral está acompañada de una reforma en materia de competencia económica, de telecomunicaciones, energética, educativa, financiera, en fin, reformas que en su conjunto significan el cultivo.

“Los resultados a finales de este año los vamos a observar con toda claridad, y una cosecha fundamental va a ser la del incremento del Producto Interno Bruto de nuestro país que en comparación respecto de lo que se registró en 2013, se tiene una estimación muy seria de incremento del orden casi del 200 por ciento”, dijo.

Rubí Salazar señaló que se estima una tasa de crecimiento del PIB del 3.6 por ciento para 2014, lo cual indica por sí mismo el beneficio de las reformas estructurales.

Agregó que este crecimiento será sostenido y estos elementos son contundentes, por lo que la reforma laboral se puede conservar el cultivo, de una cosecha que pronto comenzará a dar su fruto.

Dijo que los pronósticos en cuanto a la estimación del PIB no son realizados por el Gobierno Federal, sino por los organismos internacionales, por cual son contundentes.

 “No inmediatamente después de poner la semilla en la tierra es que se van a sentir los frutos, hay que cultivar.

“Ese 1.3, que desgraciadamente fue el crecimiento entre 2012 y 2013, como todos lo sabemos, se va a ver mejorado con el consiguiente beneficio en los indicadores de bienestar de toda la población”, insistió.