En tres años no habrá cambios tributarios: Hacienda

El subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher explicó que este será el eje del pacto fiscal que busca garantizar a hogares y empresas estabilidad tributaria. 
Miguel Messchmacher, subsecretario de Ingresos.
Miguel Messchmacher, subsecretario de Ingresos. (Especial )

Ciudad de México

El acuerdo de certidumbre tributaria o pacto fiscal que se firmará en febrero próximo no busca dar marcha atrás a la reforma hacendaria aprobada en 2013, ni darle tregua a nadie, aclaró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El subsecretario de Ingresos de la SHCP, Miguel Messmacher Linartas, explicó que dicho acuerdo trata de garantizar a hogares y empresas que haya un marco tributario estable durante los próximos tres años, de aquí a 2016, y eso les facilite su planeación.

Detalló que el "acuerdo de certidumbre tributaria" que se establecerá en febrero será un documento donde el gobierno federal se comprometerá a no realizar ni proponer modificaciones adicionales al marco tributario en tres años.

"Este acuerdo de certidumbre tributaria no busca dar marcha atrás a la reforma ni busca estar dándole tregua a nadie", aclaró el funcionario de la SHCP en entrevista con Radio Fórmula.

Sobre el impacto que tuvieron los cambios tributarios en la inflación de la primera quincena de enero, que fue de 0.68 por ciento y a tasa anual de 4.63 por ciento, precisó que éste es de una sola vez y no generarán un "disparo" en la inflación hacia adelante.

Messmacher Linartas explicó que con el acuerdo de certidumbre tributaria no se trata de ninguna tregua, ya que la reforma hacendaria se va a estar aplicando tal y como fue aprobada.

El gobierno federal establecerá un compromiso de no realizar modificaciones adicionales al marco tributario durante los próximos tres años.

Esto es importante, explicó, porque hay decisiones que toman los hogares y, en el caso de las empresas, para inversión, para las cuales es importante tener certidumbre y saber cuáles van a ser las reglas del juego durante los próximos tres años.

Aclaró que para la SHCP, la reforma hacendaria aprobada es "buena" y contribuirá al desarrollo del país, ya que este año elevará de forma adicional la recaudación tributaria en 1.0 por ciento del PIB, y aumentará de forma gradual hasta llegar a 2.5 por ciento en 2018.

Messmacher Linartas destacó que en la reforma hacendaria aprobada el año pasado por el Congreso de la Unión se buscó que todos los cambios impositivos dejarán a México en una situación competitiva a nivel internacional.

Por otra parte, explicó que también se aprobaron impuestos especiales a bebidas saborizadas y alimentos con alto contenido calórico que tiene un fin que va más allá del meramente recaudatorio, ya que buscan generar un cambio de comportamiento en el consumo para combatir los problemas de obesidad y diabetes que enfrenta el país.