Sector eléctrico, la otra parte de la reforma energética

La propuesta del Ejecutivo consiste en ampliar la apertura del sector energético que ya existe, según el documento esto permitirá bajar el costo de las tarifas. Especialistas de solana Consultores ...
Finalizó el subsidio a la tarifa de verano en la electricidad.
(Archivo)

Ciudad de México

La propuesta de reforma energética que envió el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión, además de modificar el esquema de inversión en el sector de los hidrocarburos; propone ampliar la apertura de la generación eléctrica al sector privado.

Para que la energía eléctrica llegue a una casa, oficina, industria, escuela, hotel, o al cine, se llevan a cabo cuatro procesos: el de generación, transmisión, distribución, y comercialización.


Desde la generación hasta la comercialización

El artículo 27 y 28 de la Constitución establecen que es responsabilidad de Comisión Federal de Electricidad (CFE) generar, transmitir, distribuir y comercializar le energía eléctrica al ser un servicio de carácter público.

Pero, desde hace 16 años con la modificación a la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica las empresas privadas, bajo el esquema comercial de Productor Externo de Energía (PEE) pueden generar electricidad. Esta electricidad sólo la pueden vender a CFE.

Actualmente existen 21 productores externos de energía, lo que generan representa 20 por ciento del total nacional. El 80 por ciento restante proviene de las plantas de Comisión Federal de Electricidad.

Después de que se genera la energía eléctrica, CFE lleva esa electricidad a la red de transmisión que son todas las torres que vemos en las carreteras, las estaciones y subestaciones. Cuando la energía está en esos puntos, la CFE la lleva hacia la red de distribución que son los postes que se ven en las calles de la cualquier ciudad, explicó Miguel Toro, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac).

En el país existe el Centro Nacional de Control Eléctrico (Cenace), que haciendo una comparación es el equivalente a una torre de control. Desde el centro se regula la cantidad de energía que debe producir cada una de las plantas de generación, hacia qué parte de la República Mexicana se debe enviar esa energía. También se identifica la cantidad de energía que se puede colocar tanto en la red de transmisión, como en la de distribución. Es decir desde el Cenace se monitorean estos cuatro procesos, desde la generación hasta la comercialización, para tomar decisiones.

En estos dos procesos, el de transmisión y distribución se pierde energía eléctrica. Es como pasar agua de un recipiente a otro. Siempre hay poco de agua que se tira o se pierde en el camino. Lo mismo ocurre con la electricidad, al pasar de una red a otra se pierde energía.

Además existen otros tipos de pérdidas como los diablitos; y las fugas. Estas pérdidas de energía tienen un valor económico.

Según la propuesta de reforma, actualmente la CFE enfrenta un déficit por 77 mil millones de pesos que de no revertirse, en 2014, el patrimonio de la paraestatal será negativo.


La propuesta

Considerando este contexto es que la propuesta de reforma "plantea abrir un mercado de generación para disminuir los costos sin que el Estado pierda la rectoría en el control del sistema eléctrico nacional y la exclusividad de transmitir y distribuir la energía como un servicio público indispensable".

Según la reforma esta dinámica permitirá bajar el costo de las tarifas eléctricas que a decir de las especialistas es prácticamente imposible.

Al respecto, Arturo Carranza, especialista en temas del sector energético de Solana Consultores, explicó que el beneficio de este planteamiento será una mayor competitividad entre los productores de electricidad porque CFE comprará a quienes ofrezcan el menor precio. El costo de la electricidad depende del combustible que se empleé para generar la energía.

El precio de los combustibles es de referencia internacional, con comoditties que no se pueden cambiar. Por lo tanto es imposible bajar el precio de las tarifas, enfatizó Miguel Toro de Cidac.

Pero a largo plazo se visualiza la apertura del sector en los procesos de distribución y transmisión.

"Aunque no hay una fecha de cuándo podría ocurrir esta apertura, para los inversionistas privados es alentador esperar a que el proceso se lleve a cabo poco a poco".

"La reforma así como está, despierta interés entre las compañías privada", concluyó.