¿Cuándo bajarán la luz, el gas y la gasolina?

Ya fueron promulgadas las leyes secundarias de la reforma, ahora ¿qué tiene que ocurrir para que bajen los precios de la luz, el gas y la gasolina?
La promesa de la reforma energética es gas, luz y gasolina más barata.
La promesa de la reforma energética es gas, luz y gasolina más barata. (Especial )

Ciudad de México

Este lunes el presidente Enrique Peña Nieto promulgó las nueve leyes de la reforma energética aprobadas.

Cada una de estas leyes establece plazos específicos que deberán cumplir el presidente, Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad, la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos, pero ¿cuándo bajarán las tarifas eléctricas, el gas y la gasolina como lo prometió Peña Nieto cuando propuso la reforma energética?

¿Habrá electricidad más barata?

Sí, pero depende de factores que se cumplirán en el largo plazo.  

Cintia Angulo, presidenta de Alstom México, y Daniel López, gerente de relaciones con gobierno y prensa de Schneider, ambas empresas del sector energético, coincidieron en que para tener energía más barata se requiere modernizar el parque de generación eléctrica de CFE. De este modo el beneficio se trasladará a los usuarios finales con tarifas más baratas.   

De cada tres watts que se generan sólo uno llega a las casas, los otros dos se pierden en la red de CFE debido a la obsolescencia de la infraestructura eléctrica que en promedio tiene 40 años.

De modernizarse el sistema eléctrico, con el tiempo habrá un ahorro de entre 20 y 30 por ciento que beneficiará a todos, explicó el directivo de Schneider

Cuando el gobierno federal presentó la reforma energética argumentó que uno de los beneficios sería tarifas eléctricas más baratas. Sobre el tema, la directora general de Alstom México consideró que es un escenario “difícil” debido a la antigüedad de las centrales de generación, de las redes de transmisión y distribución que conforman el sistema eléctrico de Comisión Federal de Electricidad.

Angulo agregó que para modernizar la infraestructura del sector energético debe existir interés por parte de los inversionistas. En su opinión la antigüedad del sistema eléctrico podría desalentar estas decisiones.

A pesar del tiempo que llevan las decisiones de inversión, Comisión Federa de Electricidad informó en días pasados que será en dos años cuando bajen las tarifas.

¿Habrá gasolina más barata?

Sí, pero depende de que haya más competencia en el mercado, es decir que se instalen otras estaciones de servicio distintas a la franquicia Pemex.

El 1 de diciembre de 2014 es el último gasolinazo. Es decir, termina el aumento mensual de nueve y once centavos al precio de la gasolina. El aumento del combustible será cada año, de acuerdo a la inflación.

El fin del ‘gasolinazo’ permitirá la liberación del precio del combustible. El precio no va a estar subsidiado. La llegada de nuevas empresas ocurrirá una vez que venzan los contratos que tiene Pemex con las gasolineras, y estas puedan adquirir gasolina de otras marcas. 

El precio para el consumidor final dependerá del mercado internacional, es decir, lo que cueste el combustible en el mercado que se tome como referencia para vender la gasolina en México. (Como ocurre con el petróleo).

A partir de esta referencia las estaciones de servicio fijarán el precio para el automovilista. Por ejemplo, si el precio de referencia es de 13 pesos por litro, este costo será el mínimo en el mercado y dependerá de las estaciones de servicio el precio al que vendan.

La existencia de más marcas en el mercado de las gasolinas implica una apertura de mercado y desde ahora Pemex se prepara para que las 10 mil 910 gasolineras que hay en el país se queden con su franquicia y le sigan comprando la gasolina, dijo el presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, José Ángel García.

¿Habrá gas más barato?

La apuesta del gobierno federal es que con la reforma energética detone la producción de gas shale. Este hidrocarburo es considerado el gas más barato del mundo, porque tiene un bajo costo de producción.

De tener disponible esta producción de shale gas en el país, tanto los productores de electricidad que requieren del gas para echar andar sus plantas y generar la energía eléctrica, como los consumidores de gas natural podrían pagar un precio más barato por el hidrocarburo.

Para que esto ocurra pasará tiempo, mientras Pemex aprende a operar este tipo de yacimientos, que hasta ahora no existían en su portafolio de inversión.

Alejandro Martínez Sibaja, director de Pemex Gas y Petroquímica Básica, explicó que cuando se inicia un negocio en el que no se tiene experiencia, como es el caso de gas shale,  el costo de inversión es alto. Esto significa que el costo de producción puede del gas puede llegar a los 6 dólares, cuando el promedio en Estados Unidos es de máximo 4.60 dólares.