Sin reforma energética no hay desarrollo: IMEF

Los legisladores federales aprobaron una iniciativa tributaria, recaudatoria y sin transparencia, subraya presidente nacional
Es necesario que en México se dé paso a la tecnología para producir crudo a precio competitivo.
Es necesario que en México se dé paso a la tecnología para producir crudo a precio competitivo. (Jose Luis Tapía)

Tampico

Sin reforma energética, la hacendaria no impulsará el desarrollo económico del país”, afirmó Víctor Manuel González Olivares, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas. En el marco de foro fiscal de 2013, denominado “Reforma Hacendaria 2014”, explicó que la reforma hacendaria al ser tributaria, uno de los elementos que le hacen falta es contemplar transparencia en el gasto del gobierno y aportar mayor eficacia en la recaudación. “Hoy la reforma hacendaria la vemos prociclíca más que anticiclíca, o sea, que el ciclo que llevamos, lo tenemos hacia abajo. Estamos viendo que es una reforma tributaria y recaudatoria.

Una de las cosas que creemos que le falta a ésta, es la transparencia en el gasto del gobierno y la eficiencia que necesitamos.”.Refirió que México sí necesita recaudar más y que aunque es un deber civil, la necesidad es que la tributación se tiene que distribuir al 100 por ciento de la población económicamente activa y no sólo al 40 por ciento. “Lo que necesitábamos era algo que reactivara la economía, y vemos que va a tener un efecto bastante negativo hacia el crecimiento de México.

Sin embargo, aún falta ver cómo van terminando todas las leyes secundarias y qué declaraciones se van a hacer hacia la reforma que se presentó”.Por ello, refirió que a México, la reforma energética deberá permitirle tener la tecnología de producir el petróleo a un precio competitivo con Estados Unidos y Canadá; acto con el que se compensarán los espacios de la hacendaria. 

Dijo que la reforma energética deberá tener bien estipuladas sus reglas de operación para que el país crezca al 3.9 por ciento para 2014, como se contempla ahora; situación que de primer plano detalló difícil de lograr. “Hoy con la reforma tributaria, se le apuesta a México con un crecimiento del 3.9 por ciento para 2014, lo cual estimamos que es agresivo. Pues con los resultados del año, donde inició con un estimado del 3.5 por ciento y donde vamos a la baja entre el 0.9 por ciento y el 1.4, pensar que México va a crecer en ese orden, se antoja francamente difícil. Siendo que existan otras reformas estructurales como la energética, que pueda hacer que la economía crezca en el universo que ha vendo decreciendo actualmente”.

Detalló que en este paquete económico se espera un crecimiento recaudatorio del 13 por ciento para dar como resultado 4.4 billones de pesos.“Es el presupuesto más grande de la historia en nuestro país”.