El recorte en inversión pública pegará a obras

Solo si se echan a andar los programas que el gobierno anunció en 2015 y participa la IP habrá crecimiento: CMIC.
La industria quiere más obras de gobierno.
La industria quiere más obras de gobierno. (Jorge González)

México

Las estimaciones de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) a partir de la reducción por casi 130 mil millones de pesos de recursos públicos para inversión en 2016 en comparación con 2015, son que le costará 6 décimas de punto porcentual al PIB del sector.

Se esperaba un crecimiento inercial del PIB de la construcción para este año de 3 por ciento, pero con el recorte se reduce a 2.3 por ciento.

Asimismo, se prevé que las presiones a la baja para los precios de los commodities continúen, como consecuencia de la desaceleración de la economía mundial, lo cual ha generado una caída en la demanda por los metales industriales.

Si el gobierno echa a andar de forma adecuada todos los instrumentos que anunció durante el año pasado para que la iniciativa privada participe en infraestructura, el PIB de la construcción puede alcanzar hasta 4 por ciento de crecimiento.

El sector espera que vehículos como la Fibra E (del sector energético), los Certificados de Impulso a la infraestructura, las Asociaciones Público-Privadas y los Bonos de Infraestructura Educativa rindan frutos.

Asimismo, se concluyó que la inestabilidad y volatilidad externa que inciden en el comportamiento del peso contra el dólar, en los últimos cinco años registra una depreciación acumulada de 40 por ciento, misma que se mantiene durante los primeros días de 2016.

El Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción de la CMIC, indica que por el momento, la depreciación no se ha trasladado en gran medida a los precios de los insumos de la construcción.

“Pero de continuar esta tendencia, en un corto plazo puede llegar a impactar los costos de los proyectos, inhibiendo su realización”.

El año pasado, los precios de los materiales de la construcción en el país reportaron un crecimiento promedio de 4.4 por ciento.

Algunos de los materiales que se engloban en el subíndice de precios son arena, grava, cemento, cal, yeso, ladrillos y tabiques, maderas para estructuras, molduras y pisos de madera, pinturas, tubos de plástico, mezcla asfáltica, estructuras metálicas, varillas, vidrios, soldaduras y equipos eléctricos.

Por otra parte, los constructores nacionales están observando la entrada de mayor competencia de empresas extranjeras en el país, sobre todo de compañías chinas y españolas, atraídas por las oportunidades de negocios que se abren con la reforma energética y por  la contracción de los mercados internacionales (asiático y europeo).

“Esto puede estrechar aún más las oportunidades de trabajo para la Mipymes constructoras mexicanas, aumentando la percepción de que no se está creciendo”, aseguran.

Respecto al número de trabajadores asegurados en el sector de la construcción, el IMSS reportó que para diciembre de 2015 fue de 1.45 millones, esto significó una disminución de 7.44 por ciento (116 mil 172 plazas) con respecto a noviembre del mismo año.