La receta secreta para el éxito de la reforma energética

Un estudio del Instituto Mexicano de la Competitividad propone algunos lineamientos para que la normatividad de licitaciones, leyes ambientales, y contrapesos aseguren el éxito de la Reforma ...
Energía
Energía (Cortesía)

Ciudad de México

Rendición de cuentas y transparencia son las herramientas clave que se requieren para hacer del sector energético mexicano un ramo competitivo y eficiente que logre atraer inversión y se aleje de los escándalos de opacidad que hoy lo envuelven.

Uno de los caminos para lograrlo es disminuir el poder que Petróleos Mexicanos posee hasta el momento, dejar de manejarla como un ente gubernamental y transformarla en una empresa competitiva y capaz en las áreas del sector en las que tiene mayores fortalezas, sin adjudicarle proyectos para los que no compruebe tener la capacidad tecnológica, económica y humana.

El Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), publicó un análisis que deja más claras las reglas y los lineamientos a seguir para el éxito de la Reforma Energética: con las leyes secundarias, el Estado deberá incentivar el desarrollo del sector energético a través de la inversión privada, pero manteniendo el control y la administración del mismo.

Según el IMCO, garantizar el éxito de México en materia energética no depende de un modelo único y perfecto. En realidad este no existe, de acuerdo con el estudio: El destino está en los detalles: las leyes secundarias y la reforma energética.

Crearlo requiere de una legislación puntual y objetiva que no pierda de vista que las reservas de gas e hidrocarburos son, efectivamente, de los mexicanos.

Dentro de los principales desafíos que trae consigo esta reforma, se encuentra el promover la competencia y eficiencia de los recursos: es pasar de que una sola empresa -Pemex- controle todos los procesos administrativos, de exploración,  explotación y rendición de cuentas, a integrar a varias compañías distintas entre sí, con capacidades de inversión y desarrollo de los diferentes ramos que integran el sector.

“Hay que ser muy claros que no podemos pasar de concentrar todas las responsabilidades en Pemex a concentrar todas las decisiones en otros organismos, como es la Secretaría de Energía. En este balance, es fundamental fortalecer a los organismos reguladores. La independencia y los recursos para estos reguladores van a ser determinantes en su capacidad de responder a los retos”, afirmó Juan Carlos Quiroz, experto en temas de Energía y consultor externo del IMCO

Asignación de contratos: un tema delicado

Una clave para lograr el éxito de la Reforma Energética es, precisamente, la transparencia en la asignación de contratos o la publicación de licitaciones.

Lo más recomendable es dar a conocer por adelantado las reglas para asignar los proyectos y que cada uno de los procesos sea abierto y por lo tanto no se discrimine entre distintos operadores. De esta forma, se evitan los claroscuros en las asignaciones.

El experto en temas de Energía, Juan Carlos Quiroz, hizo hincapié en la necesidad de prohibir la opción de realizar negociaciones directas entre el Estado y las compañías y enfatizó los beneficios de realizar un minucioso diseño de las rondas de licitación.

"En esta subasta es donde se revela lo que los distintos operadores creen que es el valor real de las reservas del país, es el mejor mecanismo y el más transparente, pero además debe ser una herramienta para agilizar la renta petrolera", aseguró Quiroz.

En su opinión, las reglas de asignación de contratos deben incluir los términos del contrato, el tipo de licencias, la definición del área sometida a concurso, términos fiscales de los operadores, y responsabilidades del Estado y las empresas.



Provisiones contra desastres ambientales

La Semarnat, una de las secretarías federales con menos recursos asignados anualmente, será la responsable de vigilar las posibles afectaciones ambientales a las que podrían estar expuestas las áreas de exploración y explotación de gas e hidrocarburos.

Por esto, Juan Carlos Quiroz planteó que se debe establecer un fondo de contingencia en el que los operadores depositen recursos financieros para garantizar que existen fondos suficientes en caso de alguna eventualidad y tener la capacidad de responder oportunamente.

Además, sugirió establecer multas sustanciales a los responsables de algún percance que ocasione contaminación para “que no sea más fácil pagar la multa que evitar un accidente”.

El experto adelantó que dentro del primer documento de la reforma se considera crear una Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente, sin embargo se requiere contar con un marco legal regulatorio que indique cuáles serán sus alcances y una evaluación puntual que explique cómo estará relacionada con la Semarnat.

Para Quiroz, es fundamental contar con el marco regulatorio que indique las responsabilidades en términos de seguridad industrial y protección al medio ambiente antes de abrir las rondas de licitación y otorgar licencias a operadores.

“Existe el riesgo de que cualquier accidente o las operaciones mal realizadas generan también contaminación, desperdicio de desechos tóxicos y en todo esto es fundamental que el Congreso al aprobar la legislación secundaria dote a la Semarnat de los recursos humanos y financieros para poder responder a todos los retos que implica la superación en el sector”, señaló durante la exposición del proyecto.

Asimismo, el estudio presentado por el IMCO señala que los principales retos consisten en pasar de regular a un sólo ente, que es Pemex, a regular toda una industria con la entrada de nuevos operadores, además de desarrollar actividades que actualmente son inexistentes en la industria energética en México: exploración de aguas profundas y explotación de gas de lutitas.



Por un Pemex menos poderoso

De no considerarse límites para Pemex en las leyes secundarias de la Reforma Energética, se corre el riesgo de continuar con las mismas prácticas de manejo y falta de transparencia que ha caracterizado a la paraestatal.

Así lo señaló Juan Carlos Quiroz, consultor externo en temas de energía del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), quien advirtió además que de no establecerse estos límites Pemex será el agente que controle las reglas, lo que inhibiría la posibilidad de inversión de empresas extranjeras.

"El riesgo es mantener a Pemex como el agente que controla el acceso a reservas y con ello simplemente mantener las reglas de operación que han existido hasta ahora con los estados de producción, de falta de transparencia, de falta de rendición de cuentas que hemos visto muy recientemente", dijo el experto .

Quiroz recalcó que tanto la Secretaría de Energía como la Comisión Nacional de Hidrocarburos tienen como fecha límite hasta el 21 de septiembre para dar a conocer su resolución sobre cuáles serán las asignaciones para Pemex especificando superficie, profundidad y vigencia.

Sin embargo, hizo hincapié en que Petróleos Mexicanos debe comprobar que cuenta con los recursos técnicos, humanos y financieros para desarrollar las actividades de exploración y extracción, “simplemente queremos recalcar riesgos”, afirmó.

Al respecto, Monserrat Ramiro, directora de Energía del IMCO, resaltó que de asignársele a la paraestatal más reservas de las que tenga capacidad tanto técnica como económica se enviará una señal a inversionistas privados de que la única forma de acceder a las reservas de México es a través de Pemex.

“Creo que esto es en detrimento de la misma paraestatal pues sus números se van a seguir viendo mal si tiene que invertir en lo que no está preparado para hacer y en términos del inversionista, digamos de la capacidad de crear un sector competido, se ha mandado la señal de que en México se tiene que jugar con Pemex para tener acceso al desarrollo”, declaró.

Grandes petroleras

La revista Forbes reveló las 10 empresas petroleras más poderosas del mundo según su valor en el mercado y sus ventas:



    ¿Como Noruega o como Malasia?

    México puede tomar como ejemplo las mejores prácticas de otras potencias petroleras, como Noruega y Malasia, para crear su propio modelo petrolero.

    Con ejemplos tan distantes como estos dos países, México debe encontrar un balance propio para definir su propio modelo

    Noruega: un país de contrapesos

    La empresa estatal Statoil trabaja en la exploración y extracción de hidrocarburos, además de otras 40 compañías privadas del sector que también  operan en el país nórdico.

    En realidad, Noruega ha dividido las responsabilidades y funciones para el manejo de la explotación petrolera en actores independientes entre sí. Por un lado, el Parlamento noruego es el único responsable de la legislación que define el marco de las actividades petroleras y a su vez, el gobierno ejecuta la política petrolera a través de distintos Ministerios.

    Además, existen dos entes de suma importancia: el Directorio Noruego del Petróleo (DNP) y el Fondo de Pensiones del Gobierno.

    El primero es una agencia asesora del Ministerio de Petróleo y Energía en áreas de dirección, exploración y producción de los yacimientos petroleros; entre sus capacidades está la de emitir y aplicar las regulaciones para las actividades petroleras y es responsable de proponer a las empresas las medidas necesarias para maximizar la extracción de las reservas, así como de la contabilidad de los recursos petroleros del país.

    En el caso del Fondo de Pensiones del Gobierno, este depende del Ministerio de Finanzas. Se delega la responsabilidad operativa de los activos internacionales a la Dirección de Inversiones del Banco Central de Noruega y el capital se invierte en instrumentos financieros fuera del país. Una de sus estrategias ha sido invertir en renta fija en mercados desarrollados o emergentes. Tan sólo para el 2005, este fondo llegó a los 320 mil millones de dólares.

    Malasia: control total

    El Estado y su compañía nacional PETRONAS, administran todo el sector de hidrocarburos y la misma empresa se autorregula.

    Dentro de la administración de Petronas, existe un departamento de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente, otro departamento que realiza el pago de impuestos y una única instancia de rendición de cuentas.

    El Estado malayo tiene derechos exclusivos sobre cualquier actividad relacionada con el sector petrolero y es el Primer Ministro la autoridad de la compañía PETRONAS; sin embargo, esta no ha sido nacionalizada sino que opera como una empresa independiente que es propiedad del gobierno y es sometida a los impuestos del Estado, incluso, todavía para inicios del 2000, la empresa representaba alrededor del 30% de los ingresos del gobierno.