• Regístrate
Estás leyendo: Raghuram Rajan: ‘Todo el mundo espera que seas un profeta’
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 12:50 Hoy

Raghuram Rajan: ‘Todo el mundo espera que seas un profeta’

El gobernador del Banco de la Reserva de India, a quien se le acredita detectar la última crisis financiera,  habla sobre los riesgos del capitalismo sin escrúpulos.


Publicidad
Publicidad

James Crabtree

Rajan asumió el cargo de gobernador en septiembre de 2013, durante un momento de profunda crisis financiera. Regresó a su tierra natal en 2012 con la reputación de superestrella académica que primero se forjó en la Universidad de Chicago, y después en el Fondo Monetario Internacional, donde fue economista en jefe durante tres años. En 2005, Rajan también dio un celebrado discurso en el evento de Alan Greenspan donde, en lugar de alabar al presidente saliente de la Reserva Federal de EU, fue crítico de la entidad financiera, predijo muchos elementos de la crisis financiera mundial. Aún así, Rajan nunca dirigió una institución como el RBI, mucho menos en un momento cuando la rupia estaba en picada, el capital abandonaba India y el país se ubicaba peligrosamente entre los llamados “cinco frágiles” de las economías emergentes.

Rajan llega y se ve relajado en un traje oscuro, que compensa con una animada corbata de color rojo y azul. Le pregunto cómo fue su regreso a India. “Costó un poco de trabajo acostumbrarse a las jerarquías”, admite con una sonrisa. La anticuada burocracia de India todavía opera mediante el pase de documentos físicos entre departamentos, mientras que el rango se establece a través de protocolos como quién llega al último en una conferencia telefónica.

Rajan tuvo un temprano interés en la economía al crecer en una India socialista; sin embargo, después de la preparatoria estudió ingeniería. El cambio a economía se dio a mitad de sus veinte, con una tesis para doctorado titulada “Ensayos sobre la banca”, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Entonces, le pregunto, ¿cómo difiere su experiencia en las realidades del poder en el RBI con los de sus primeros supuestos académicos?

Para avanzar, aprendió a ganar aliados: “Deben obtener parte de la gloria… si piensan que eres una diva, entonces se resistirán”. Este enfoque colegiado puede sonar trillado, pero también real, dada la personalidad amable de Rajan de quien es difícil encontrar a alguien que quiera hablar mal de él.

Sobre el tema de Narendra Modi, gentilmente pone reparos, dice que sólo conoció al nuevo primer ministro de India por primera vez después del triunfo electoral de éste último. Sin embargo, al principio de nuestra plática, describió esa victoria como “el mejor desarrollo positivo para la economía”, incluso si el nuevo gobierno desde entonces empezó lentamente. “Entiendo que hay un poco de decepción entre los inversionistas sobre el ritmo del cambio, pero sus expectativas eran irreales”, dice. “No vas a cambiar el rostro de la economía de un día para otro”.

Paso a una pregunta obvia: cómo el hombre al que se le da el crédito de detectar la última crisis mundial, ¿qué hay de la siguiente? Contesta modestamente . “Lo bueno de haber acertado una vez, o parcialmente una vez, en retrospectiva, es que ahora todo el mundo espera que seas un profeta. Pero la verdad es que nadie realmente sabe de dónde vendrá la siguiente”.

Por todo esto, luce ansioso. “A los bancos centrales se les encomienda enormes responsabilidades para compensar, esencialmente, las deficiencias del sistema político. Mi preocupación es que no tenemos las suficientes herramientas para hacerlo, pero no estamos dispuestos a decirlo. Y, como resultado, empujamos lo más fuerte que podemos con las herramientas a la mano, y esto puede crear mayores riesgos en el sistema”. Rajan tuvo un enfrentamiento público pues acusó a la Reserva Federal de EU de frenar la expansión cuantitativa sin considerar el efecto en las economías emergentes, sobre todo el periodo de fugas de capital y el pánico de los inversionistas en India, antes de su llegada al RBI.

“A seis años de la crisis financiera, los bancos centrales todavía tienen que apretar a fondo el acelerador (para empujar) el crédito en los mercados emergentes”, dice. “No sabemos cómo terminará esto y posiblemente termine suavemente, si dejamos que el aire salga lentamente de estos mercados inflados, o con una serie de pequeñas crisis. Pero puede ser más dramático si, un buen día, repentinamente el mundo se da cuenta de que EU aumentará las tasas rápidamente… entonces el aire saldrá mucho más rápido”.

Incluso todavía peor, dice, si a un patrón más amplio de globalización lo acosan crisis repetidas, mientras el desarrollo de las economías en desarrollo no se logran coordinar, enviarán el capital de ida y vuelta entre ellos, desestabilizando violentamente sus sistemas financieros.

Hago una última pregunta sobre sus planes. El conjunto de retratos cerca incluyen uno del ex primer ministro, Manmohan Singh, alguna vez gobernador del RBI quien ascendió al puesto más alto de la política de India. Muchos de los admiradores de Rajan esperan que tome el mismo camino. Pero si le interesa un puesto más alto, no lo demostró.

“Mi intención ha sido, y es, regresar a la academia”, dice, esbozando una agenda de investigación en el futuro sobre la interacción de los mercados y la democracia, con un enfoque particular en India. La pregunta sobre en qué tipo de país se convertirá India le interesa particularmente, en especial dada su herencia socialista y su relación a menudo ambivalente con el libre mercado. “En India, decimos una cosa, y hacemos otra”, dice mientras terminamos nuestro café. “Así que, ¿qué tratamos hacer como país? Averiguarlo, creo, también será divertido”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.