La Prodecon atiende 15 quejas contra aduanas

SAT multa hasta con 200 mil pesos a usuarios con permiso por 180 días que no avisaron de su retorno al país.
Van dos denuncias resueltas a favor de los contribuyentes.
Van dos denuncias resueltas a favor de los contribuyentes. (Especial)

Tamaulipas

En la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente existen 15 denuncias ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativo, por parte de contribuyentes que viven en la frontera que no avisaron a la Aduana que habían regresado a su territorio.

Ellos argumentan haber pagado un permiso por 180 días, que le da acceso a utilizarlo todo un año, pero al no notificar que regresaban a su lugar de origen, la Aduana les está cobrando multas de hasta 200 mil pesos, por el resto de los días que supuestamente permanecieron en territorio mexicano, indicó el delegado de la Prodecon, Jacob Olvera Zúñiga.

"Este es directamente con el Servicio de Administración Tributaria, exactamente con las Aduanas de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros; porque derivado de este periodo vacacional, varias personas visitaron algunos municipios del estado. "Al salir de la frontera solicitan un permiso temporal para ingresar su vehículo".

Esta autorización los ampara para estar en territorio nacional; pero al no cerrar el permiso, estos contribuyentes se han hecho acreedores a multas que van desde los 70 hasta los 200 mil pesos, porque pasó un año y nunca avisaron que habían regresado.

"Por lo que la Aduana determina que se quedó en el lugar". Mencionó que hay casos en los que las multas son de 100 mil pesos, cuando realmente el valor del vehículo oscila entre los 50 y los 70 mil pesos, lo cual supera el costo de la unidad y por ello buscan la ayuda de Prodecon, para interponer un juicio, y así acreditar que el contribuyente sí regresó el vehículo.

Añadió que las personas que se encuentran en esta situación reconocen que omitieron avisar el regreso, pero que esto no fue de mala fe, por lo que se hace lo posible para comprobar el retorno con facturas de revisión.

"Hasta el momento tenemos dos denuncias que se han resuelto satisfactoriamente, después de un proceso de presentar pruebas; pero este tipo de procesos por lo regular duran entre uno y dos años".

Olvera Zúñiga expresó que las quejas son pocas y por ello hace el exhorto a las personas que se encuentren en esta situación para que se acerquen a la dependencia y poder entablar un juicio para comprobar su situación ante el SAT.