Hacen de las campechanas un atractivo turístico

Héctor Gabriel García Vitela encabeza el negocio familiar que viene desde su abuelo, donde diariamente se pueden elaborar hasta 15 mil piezas, que dan sustento a 130 personas.
En Parras de la Fuente, hacen de las campechanas un atractivo turístico.
En Parras de la Fuente, hacen de las campechanas un atractivo turístico. (Manuel Guadarrama)

Parras de la Fuente, Coahuila

Con una importante tradición familiar, Campechanas y Dulces Regionales "El Rey" es un negocio emblemático de Parras de la Fuente.

Héctor Gabriel García Vitela, hoy se encarga de este centro panificador, que al mismo tiempo se ha convertido en sitio obligado de turistas que ven con asombro los procesos de elaboración de las famosas "Campechanas de Parras".

TE RECOMENDAMOS: Campechanas de Parras, el sabor etéreo de la dulzura

En recorrido organizado por la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes de La Laguna, al frente de Maricela Castro, el grupo integrado por prestadores de servicios turísticos de ciudades como Aguascalientes, León, Mérida, Durango, Chihuahua, Torreón, entre otros, fueron testigos de la elaboración de este tradicional producto gastronómico típico de este Pueblo Mágico.

"Mi papá tiene 25 años con el negocio, yo comencé a los 8 años manejar el producto. Ahorita hacemos ya 5 variedades distintas de campechanas: la tradicional, integral con ajonjolí, avena con 50% menos de azúcar, con amaranto y otra con pepita de girasol".

"Son variedades que las hemos hecho de prueba, pero que a la gente le han gustado y nos las han estado pidiendo, por lo que seguimos elaborándolas".

Estas innovaciones han derivado en importantes niveles de venta, casi al mismo nivel que tiene la campechana tradicional.

En su elaboración participan cuatro personas, que entran a laborar a las 4 de la mañana, quienes para preparar la masa de hojaldre utilizan 45 kilos de harina y 20 litros de agua, cada media hora, se producen 800 piezas.

Al día se pueden elaborar hasta 15 mil campechanas. Campechanas y Dulces Regionales El Rey comercializa su producción en ciudades como Torreón, Saltillo, Monclova, incluso Monterrey.

El calor del horno en donde se introducen las charolas preparadas para el cocimiento de las campechanas es intenso.

"Ahorita hacemos ya 5 variedades distintas de campechanas: la tradicional, integral con ajonjolí, avena con 50% menos de azúcar, con amaranto y otra con pepita de girasol".

Sólo unos minutos pasan para que se cosan, el azúcar espolvoreada se derrita y derrame su miel sobre la masa ya tostada, aroma que exhorta a los visitantes a deleitarse el paladar.

Su padre dejó a Héctor Gabriel al frente del negocio. Con 24 años de edad, decidió dejar momentáneamente sus estudios de Ingeniería Mecánica en el Tecnológico de Saltillo para continuar con esta tradición familiar que ha sido heredada desde su abuelito.

Este negocio es ya marca registrada con código de barras, tabla nutricional y cuenta con su registro ante la Secretaría de Hacienda.

Dentro de sus planes está el abrir sucursales de venta en ciudades como Saltillo, Monclova y otras ciudades de Coahuila, marcando ya una evolución en la forma de comercializar su producto, ya que antes se vendía casa por casa.

En Parras existen hasta 30 fábricas de campechanas que al día en total producen 200 mil, aunque se estima que en temporada vacacional, se duplica la cantidad.

"La campechana es un buen medio de sustento económico, es de lo que vive. Alrededor de cien personas. entre vendedores y quienes la elaboran, son 130 personas las que sobreviven". Este negocio complementa su oferta de productos con los dulces tradicionales de coco, de leche, de nuez, de higo, guayaba y membrillo.

JFR