Promueven producción de girasol en Zumpango y Teotihuacan

Sedagro y Sagarpa impulsan el cultivo de esta flor en mil 200 hectáreas de ambas demarcaciones para que los campesinos puedan hacer alianzas con la industria de alimentos.
Toma de una abeja recolectando el polen de una flor de girasol.
Resulta favorable para zonas con pocas lluvias. (AFP/Arne Deder)

Toluca

Para incrementar la productividad agrícola en regiones con suelos delgados o con índices de precipitación pluvial por debajo de la media estatal, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) promueve el cultivo de girasol, sobre todo en Zumpango y Teotihuacan.

Heriberto Ortega Ramírez, titular de la dependencia, explicó que en el Estado de México tienen detectadas las vocaciones de actividades económicas en todas sus regiones, lo que permite establecer alternativas de mejoramiento. De dichas acciones surge la implementación del cultivo de girasol, esquema favorable para zonas con pocas lluvias.

TE RECOMENDAMOS: ¡Llegó la Mariposa Monarca!

Indicó que al menos en Zumpango y Teotihuacan registran mil 200 hectáreas para su producción, lo que permite hacer alianzas con la industria de alimentos y garantizar su venta.

"La comercialización es su gran ventaja; tienen asegurada la compra por las aceiteras y la industria alimenticia", destacó.

En coordinación con la delegación federal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), indicó, promueven el cultivo de esta especie en 5 mil hectáreas, sobre todo en la región oriente de la entidad, ya que en dicha zona el monocultivo de maíz y cebada ya no registra el mismo rendimiento.

TE RECOMENDAMOS: Apps para el campo mexicano

En este esquema la Sedagro otorga algunos incentivos para adquisición de fertilizante y el pago del seguro agrícola; mientras que la Sagarpa facilita fondos para la compra de maquinaria, desde sembradoras de precisión, cabezales para girasol o apoyos de reconversión productiva.

Según datos de la dependencia, esta flor se ha convertido en una opción inmejorable para los campesinos, ya que México no figura en el comercio mundial de oleaginosas; sin embargo, su demanda es creciente, por lo que existe un déficit de 95 por ciento, sobre todo en la elaboración de aceite.

MCLV