El mercado de productos orgánicos crece 10% cada año

Se espera que el mercado mexicano de productos orgánicos, donde no se utilizan pesticidas ni fertilizantes químicos, crezca 73 por ciento en cinco años.
Productos orgánicos.
Productos orgánicos. (Campo Vivo)

Ciudad de México

Los productos orgánicos tienden a ser más caros que los convencionales, sin embargo, el mercado interesado este tipo de productos crece 10 por ciento anual en México, pues existe una tendencia creciente en la demanda por parte de los hogares que además genera la entrada de otros competidores, asegura el fundador de Campo Vivo, Mateo Dornier.

La firma mexicana de productos orgánicos frescos y de abarrotes prevé en este año un aumento de 30 por ciento en ventas, así como iniciar su plan de exportación a Canadá y Estados Unidos con algunos productos a granel como frutas y verduras deshidratadas; pero también reforzar su presencia en Centroamérica.

“Nos enfocamos en ser líderes en el mercado doméstico y después empezar con una etapa de exportación; nos asociamos con una empresa que ya tiene 50 o 100 productos en esos mercados, pues es muy difícil posicionar una marca en un mercado maduro”, expresó.

Datos de la compañía refieren que México es uno de los 20 principales países con más ventas en orgánicos. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), afirma que la exportación de productos orgánicos desde 2012 ascendió 600 millones de dólares.

Para los próximos cinco años se espera que el mercado de productos orgánicos registre un incremento de 73 por ciento en el país.

Si bien reconoció que los productos orgánicos son más caros, Dornier detalló que esta diferencia de precios se debe a que éstos tienen una escala menor de producción que encarece la logística, además de un empaque especial para conservarlos frescos.

“Nosotros tenemos un producto con precios más apegados a lo convencional, con un margen de 5 a 30 por ciento más caro, pues queremos diferenciar e impulsar el consumo y hemos logrado tener precios competitivos”, detalló.

La compañía fundada en 2007 vio una oportunidad en el mercado doméstico aunque otras compañías en aquellos años producían solo para exportación. “Empezamos a armar cadenas de producción con algunos agricultores mexicanos para el mercado mexicano”, dijo.

A la fecha la marca Campo Vivo cuenta con 130 productos en el mercado, donde lo más difícil, afirma, ha sido convencer a algunos agricultores para mantener la calidad de los productos y entender el posicionamiento de las cadenas de autoservicios en el país.

El 90 por ciento de los productos se comercializa en las cadenas de autoservicio, en cerca de mil 100 puntos de ventas, además de cafeterías en todo el país; el catálogo de productos varía de acuerdo a la demanda de la zona.

En materia de empleos la mexicana requiere de 50 personas de manera directa para la distribución de estos productos, en función de la temporada, y en sus centros de distribución otras 40 personas, además de generar un impacto en mil familias de agricultores.

Para su producción la firma tiene aliados con plantas y que producen en un 100 por ciento para Campo Vivo. En 2015 la compañía creció 28 por ciento en ventas y la expectativa de este año está acompañada de lanzamientos.

“Tratamos de abarcar un poquito más de clientela con un desarrollo enfocado; tratamos de ser una opción que ayude a beneficiar la salud de los mexicanos, tanto en el área gourmet como en la parte solamente saludable”, indicó.

La gama de frescos de la marca en el mercado incluye una gran variedad de ensaladas, hierbas, frutas y verduras de acuerdo a la temporada. En su gama de abarrotes se pueden encontrar productos como café, cereales, jugos y tés.

Los productos Campo Vivo se encuentran acreditados por Bioagricert (organismo de control y certificación independiente), asegurando a los consumidores que compran un producto 100 por ciento orgánico en donde no se utilizan pesticidas ni fertilizantes químicos.