• Regístrate
Estás leyendo: Produccion récord y baja demanda, retos de OPEP
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 04:18 Hoy

Produccion récord y baja demanda, retos de OPEP

Pese a una extracción máxima histórica en septiembre, el cártel busca elevar los precios del petróleo.

Publicidad
Publicidad

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió de la escala del reto que enfrenta la OPEP, ya que trata de elevar los precios después de que la producción del cártel alcanzó un máximo histórico en septiembre y hay una constante disminución de la demanda.

Después del acuerdo de la OPEP al que llegó el mes pasado para reducir la producción, los precios del petróleo subieron por encima de 53 dólares por barril, su nivel más alto en el año.

Sin embargo, el alza, que llegó a ser de 15 por ciento desde la reunión de Argel, es vulnerable en un mercado que está inundado de crudo.

“La OPEP efectivamente abandonó su política de libre mercado que estableció hace casi dos años”, dijo la AIE en su informe mensual que presentó ayer.

“Los inventarios petroleros a escala mundial son demasiado altos —en opinión de algunos productores— y no se subsanan lo suficientemente rápido”.

La oferta de crudo de los 14 miembros del grupo de productores subió en septiembre a 33 millones 600 mil barriles al día, el nivel más alto a la fecha, y va a oscilar en ese nivel en el periodo previo a la próxima reunión ministerial de noviembre, dijo el principal organismo de energía del mundo.

La OPEP espera lograr un acuerdo vinculante en esa fecha, pero existen muchos detalles críticos, como la forma en que se van a asignar los recortes por cada país, que aún se tienen que finalizar.

En los últimos meses el cártel se encuentra bajo una creciente presión para frenar la producción, ya que los pronósticos sobre el momento en que el equilibrio entre la oferta y la demanda estará más cerca de restaurarse son más lejanos.

La producción de los países petroleros que no pertenecen al cártel demostró ser más resistente al colapso de precios de dos años de los que muchos esperaban, mientras que varios miembros de la OPEP mantuvieron su aumento de producción para competir entre sí por una mayor participación de mercado.

“En esa etapa es difícil evaluar la forma como se va a reducir la producción de la OPEP, si la ejecuta, va a afectar el equilibrio del mercado”, dijo la AIE.

Una importante recuperación de la oferta de Libia y Nigeria y un mayor crecimiento en Irán sugieren que habrá mayores recortes en otros países, como Arabia Saudita, para poder alcanzar el nuevo objetivo de producción.

La decisión del reino de apoyar los recortes se produce casi dos años después de que lideró la lucha del cártel contra los productores rivales, como los del esquisto estadunidense, al negarse a frenar la producción para impulsar los precios.

Pero la economía de Arabia Saudita, que al igual que la de otros países depende de los ingreso de las exportaciones petroleras, resultó perjudicada por la reducción de precios.

La AIE dijo que el grado de cooperación de cualquier otro productor que no pertenezca a la OPEP, como Rusia, aún se tiene que determinar, aunque el colapso de dos años del precio forja nuevas alianzas.

El petróleo subió más de 3.5 por ciento el lunes después de que Vladímir Putin, el presidente de Rusia, dijo que apoyaba los esfuerzos para frenar la producción.

El crudo Brent, la referencia europea, operó ligeramente más bajo la tarde del martes, cayó 9 centavos de dólar para llegar a un precio de 53.05 dólares por barril, y se recuperó de un mínimo anterior de 52.43 dólares.

“Creemos que congelar o incluso recortar la producción de crudo probablemente sea la única decisión correcta para conservar la estabilidad del sector mundial de energía”, dijo Putin, lo que sugiere que Rusia se puede unir a cualquier pacto de suministro.

Pero surgieron las dudas sobre la participación de Rusia.

El jefe de la compañía petrolera estatal Rosneft, que representa 40 por ciento de la producción de Rusia, dijo el martes temprano que no va a acordar ningún plan para congelar o reducir la producción de petróleo. “¿Por qué deberíamos hacerlo?”, dijo a Reuters Igor Sechin, quien es conocido por su retórica contra la OPEP. Ese día más tarde, la agencia de noticias rusa Tass informó que Rosneft no se va a comprometer a un límite de producción petrolera si la OPEP llega a un consenso y los invita a unirse.

Stephen Brennock, de la correduría petrolera con sede en Londres PVM, dijo: “Junto con la permanente incertidumbre acerca de cómo se van a asignar los recortes de producción de la OPEP, Rusia no está lista para frenar los niveles históricos de producción”.

Una mayor producción de Rusia y de Kazajstán le dio un impulso a la producción de países no pertenecientes a la OPEP por 500 mil barriles al día el mes pasado, dijo la AIE.

Esto le ejerce más presión al cártel, con el fuerte incremento que da marcha atrás en más de un tercio a la disminución de la producción en países fuera del grupo en los últimos 12 meses.

La OPEP también se enfrenta al reto de recuperar la producción de sus miembros aquejados por la violencia, Libia y Nigeria, lo que puede estancar cualquier acuerdo formal para restringir la oferta. Irak también indicó que se resiste a la restricción de la producción.

Pero la AIE dijo que sin un acuerdo el mercado avanzará muy lentamente hacia el equilibrio.

“El mercado —si lo dejan a su suerte— se mantendrá con un exceso de oferta a lo largo del primer semestre del próximo año. Si la OPEP persiste en su nuevo objetivo, el reequilibrio del mercado será más rápido”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.